Este sitio contiene una serie de relatos sin orden. No es de actualidad y por eso lo anterior es tan válido como lo último. En la columna de la derecha, en la sección "Para leer" están los enlaces a cada texto. Espero les gusten, gracias.

Todos los derechos reservados.
Obras protegidas por copyright.

e-mail:
navegantedelalma@gmail.com

Susana ojos de papel



EN LOS PRIMEROS AÑOS DE LA DÉCADA DEL 70 HABÍA MUCHAS COSAS DIFERENTES. Los teléfonos, por ejemplo, eran solo de línea y había más libertad de uso ya que las mediciones no eran tan rigurosas; luego de las 22.00 horas se podía usar sin cargo. Y los públicos eran una fiesta; con una sola moneda hablábamos todo el tiempo deseado; claro, el problema en este caso eran quienes esperaban detrás y, por lo general, eran muchos.
Al teléfono público de mi barrio, Parque Centenario, lo teníamos en la puerta de una farmacia ubicada en la esquina de la calle donde yo vivía y la avenida. Esta avenida estaba dividida por un terraplén que servía para el descanso de los peatones antes de cruzar la otra mano. Por su parte, una calle que derivaba de otra arteria pasaba casi paralelamente a la avenida; vale decir que el que se disponía a cruzar debía enfrentar prácticamente tres calles, y encima sin semáforos.
Un mediodía debí usar el teléfono público para hablar con el padre de un amigo quien quería ubicarme en su empresa, así tendría mi primer trabajo. En medio de la charla formal, al mirar hacia el otro lado de la avenida no pude menos que exclamar:
-¡Ay que culo!
Naturalmente mi interlocutor se sintió sorprendido y debí explicarle, pidiendo las disculpas del caso, que una hermosa chica de pantalón rojo pasaba por la vereda de enfrente.
-Entiendo pibe, también fui joven, llamáme más tarde -me dijo invitándome a cortar de inmediato.
Y allí fui sin medir peligro ninguno, atravesando los abismos insondables, los ríos más profundos, los fuegos cruzados de aquellos dragones con rueda que transitaban el cemento.
-Disculpáme -le dije alcanzándola-, vos sos Susana ¿no?

         AQUELLOS ERAN TIEMPOS EN LOS QUE ESTAR EN LA ESQUINA CON LOS MUCHACHOS NO SIGNIFICABA NI DROGA NI ALCOHOL. Las chicas pasaban por nuestro lado sabiendo que como mucho recibirían inocentes acotaciones; los vecinos por lo general miraban afablemente lo que hacíamos, y la policía nos controlaba de reojo pero sin inquisición (poco después esto cambiaría totalmente con la llegada de la era de plomo).
Barrio muy populoso, bastantes edificios, todo asfaltado. Las chicas eran muchas y, dentro del marco del comienzo de la nueva era, de la emancipación sexual, su belleza había fugado de golpe, como de una jaula; polleritas cortas, pelo suelto, andar seguro. La mayoría estaban buenas, pero eran pocas las historias cruzadas dentro de la zona barrial, éramos cuidadosos, nos preocupaba mucho el que dirán. La mayoría de esas chicas poseía encanto, pero según los muchachos (yo nunca la había visto) la mejor vivía del otro lado y se llevaba todos los elogios: Susana. Digo esto, a treinta años de aquello, reconociendo con melancolía que -salvo pocas excepciones- las más lindas siempre salían con los otros, no conmigo.
Ella conservaba cierto misterio, nadie la conocía del todo, pocos sabían su nombre; vivir del otro lado de la avenida era pertenecer a otro planeta. Como ya dije, no la conocía, sólo había escuchado comentarios sobre lo buena que estaba. Por lo que supe más tarde, Susana tampoco me había visto en ninguna oportunidad, pero tenía referencias mías.

-SI -ME DIJO SONRIENTE-, Y VOS SOS EL CHICO DE AQUEL EDIFICIO...
Yo vivía con mi hermano y mis padres en el octavo piso del edificio que estaba a una cuadra de la avenida. En esos días mi familia se había ido a La Pampa, a casa de unos parientes que hacía tiempo estaban radicados allí. No quise ir con ellos, simplemente no tuve ganas. Y hoy recuerdo feliz mi decisión ya que al quedarme solo, tuve el departamento todo para mi...
-Si -respondí-. ¿Cómo lo sabías?
-Por Eugenia.
La persona que ella mencionaba era conocida suya, charlaban seguido. Con un amigo teníamos la costumbre de ir por las noches a la terraza del edificio, veintidós pisos arriba para trepar el tanque de agua y mirar la ciudad iluminada; allí nos quedábamos horas charlando, fumando, escuchando Modart en la noche. En una oportunidad habíamos llevado dos chicas, una era la tal Eugenia.
¡Fueron tan pocas las palabras que intercambiamos con Susana en nuestra corta relación! Inmediatamente, sin ningún tipo de diálogo preparatorio, le propuse ir a mi casa. Sorprendentemente me dijo que sí, que la esperara ahí mismo a las siete de la tarde. Hay algo que siempre me atrapó de las mujeres: esa capacidad de saber más de uno, de lo que uno cree; no nos conocíamos, sin embargo su actitud me llevó a pensar que ya me tenía muy marcado. Durante años sospeché que una mujer puede llegar a interesarse en un hombre por referencias de terceros, aún sin haberlo visto nunca, a diferencia de nosotros que necesitamos ver para gustar.
Había una distancia de seis horas hasta la cita. Ese día aprendí varias cosas, entre ellas a morderme los codos.

DIEZ MINUTOS ANTES DE LA HORA FIJADA, LLEGABA AL PUNTO DE ENCUENTRO. Parado contra el poste de luz y mirando hacia la avenida observaba el edificio donde vivía. Ese lugar era el objetivo, si en pocos minutos no entraba a mi departamento con ella, no volvería allí nunca más.
Un suave toque en mi hombro izquierdo me sacudió los pensamientos.
-Hola -dijo sonriendo dando un pasito corto, nervioso, hacia atrás.
Susana era una fuente de duraznos, frescos, jugosos, almibarados. Piel rosada, pelo rubio y lacio hasta los hombros, labios normales pero carnosos, ojos celestes, sonrisa encendida. Estaba vestida con una simple camisa, jean, zapatos con tacos medianos y lentes de sol en la mano. En esa época los pantalones tipo vaquero eran de tela mucho más dura que los de ahora, los actuales van un poco más al cuerpo. Entre los muchachos decíamos que para saber que tan buena estaba una mujer había que verla en jean; y en Susana ese pantalón obraba prodigios. Su cuerpo se había anticipado a los tiempos, quiero decir: poseía esa forma que ahora las mujeres consiguen modelando, haciendo gimnasia; el de ella era así, pero sin lo agresivo de la musculatura esforzada, sus líneas eran finas, delicadas, muy pronunciadas.
Al entrar, sentí esa penumbra placentera, favorecida por un suave atardecer estival. Nos sentamos en el sillón, serví algo de tomar, todo muy simple y casi sin palabras. Le hice una pregunta tonta, si era impulsiva o algo así, sin sentido ninguno y, antes de que me pregunte que quise decir, la besé.
Yo era todo apuro, todo impulso. Sin dejarla pensar la tomé de la mano y la llevé para mi cuarto. Francamente no sé cómo, ante mi conducta tan rústica, ella no se fue, accedió.
Tenía yo veinte años no muy expertos y ella deliciosos dieciocho.

¿ES POSIBLE AMAR A QUIEN SE VIO SOLO DURANTE ALGUNAS POCAS HORAS? En ningún momento había pensado en un noviazgo, ni mucho menos; deseaba solo tenerla durante un atardecer de mi adolescencia.
Por cada prenda que le sacaba recibía un intento de negación de su parte. Pero finalmente allí estuvimos festejándonos, sobre mi cama de una sola plaza, en medio de la habitación...
En la primera pausa amatoria, puse el disco que había quedado en la bandeja desde la mañana: el lado B de Almendra, la legendaria banda de comienzos del rock progresivo argentino (para quien no lo sepa conviene decir que en esa época los discos venían grabados de ambas caras). De ese lado del disco no se encontraba el legendario tema del flaco Spinetta, Muchacha ojos de papel, el destino me estaba dando una mano más que amiga.
Ella me miraba con grata inocencia durante el transcurso de las canciones, era música desconocida para la mayoría de la gente, lo que se decía por entonces subterránea, under. Antes de que finalizara la sección musical ya estábamos volviendo a los besos. Yo fascinado, nervioso ante todos los planetas que tocaban mis pocos diez dedos, que abrazaban mis pocos dos brazos, que rozaba mi única piel. No estaba en un octavo piso, más bien en el octavo cielo.
A eso de las doce de la noche, Susana se incorporó, se empezó a vestir. Para mí era lógico, tenía que volver a su casa, eran otros tiempos; yo sentía que había sido beneficiado por los dioses y estaba completo. Pero cuando se inclinó para besarme dispuesta a irse, tuve un rapto de iluminación trascendental, un fulgor ancestral se tamizó en mi mente y dando vuelta el disco le dije:
-Esperá, escuchá esta canción.

...muchacha ojos de papel...
(Como los tuyos mi amor, tus ojos, esos sobre los que está escrito mi futuro, mi destino nuevo a partir de acá...)

...¿adónde vas? quédate hasta el alba...
(Dame mi primer amanecer junto a un cuerpo de mujer...dame la bruma y su disipación, la flor que perfuma de noche y se abre por la mañana; el silencio de la luna y el bullicio de los pájaros; el desayuno con sol dibujado en el mantel mientras la ventana regala bostezos de aire fresco...)

...muchacha pequeños pies, no corras más...
(Dejáme descalzarte otra vez, volvé a sentir la suave rugosidad de las sábanas aromatizadas de vos y de mi, nuevamente la piel de mis pies junto a los tuyos...)

...sueña un sueño despacito entre mis manos...
(Arrojáme a la vida, sacudí mi hombría, porque eso es lo que ocurrirá cuando despiertes con tu rostro entre mis manos...)

...muchacha pechos de miel...quédate hasta el día...
(Permitime beber tu dulzor, prometo no cansarme, solo saldré de vos cuando el sol salga de su tierra amante...)

...y no hables más muchacha, corazón de tiza, cuando todo duerma te robaré un color...
(No me impidas sacarte la ropa una vez más, dejáme arrinconarme entre tus ramas otra vez, ¿no ves que soy un ave con miedo a la noche que acecha allí afuera?...)

SUSANA DURMIÓ ALGUNAS HORAS, YO ME LA PASÉ LEVANTANDO LA SÁBANA PARA DELEITARME CON SU CUERPO DE PAISAJES INFINITOS. ¿Tendría ella idea de lo que me estaba dando? Porque en esos instantes, viéndola desnuda, dormida a mi lado, comprendí la maravilla universal que representa la mujer, estaba apabullado ante tanta grandeza cósmica.
Durante el transcurso de la noche permutó mi ser. Gracias a ella había saltado abismos, cruzado el río más bravo, combatido a los dragones del pasado, ya no volverían a asustarme. Todo por un cuerpo de chiquilina maravillosa que dormitaba al alcance de mis ganas; por ella arrojé mi vieja piel al piso, junto a los zapatos desparramados, y me alimenté de su aliento para fabricar una nueva piel con la que vestir mi alma renacida.
Luego de las primeras luces del amanecer, Susana abrió los ojos, sonrió primero e inmediatamente se tapó la cara mostrando un gesto de vergüenza. ¡Mi primer amanecer con una mujer! Lo que afuera había no eran pájaros cantando, eran dioses del Olimpo, de la mitología vikinga, de los indios de Sudamérica, dándome a los gritos su ¡buen día, pibe!
El primer desayuno fue de amor, luego me pidió permiso para traer algo de la cocina. Comimos en la cama y al poco rato comenzó a ponerse la ropa por segunda vez. No interferí, verla vestirse era el placer último, un hombre no debe perdérselo jamás.
-Ahora si me voy -dijo con firmeza-, pero antes poné de nuevo esa canción con la que me convenciste de que me quede, no se que voy a decir en casa al regresar a esta hora...
Nos miramos sonriendo suavemente mientras transcurría la música. Al finalizar me besó en la boca, caminó dos metros saliendo de la habitación, giró hacia la izquierda, escuché su taconeo alejándose (ese taconeo de mujer, esa diablura de los ángeles, esa música mil veces seductora que todo hombre disfruta extasiado)... y de repente... silencio. No tuve tiempo para el desconcierto porque otro taconeo, acelerado esta vez, volvía hacia mí. La vi girar apoyando su mano en la pared, arrojarse encima de mí, mirarme con ojos brillantes y decirme:
-¡Dulce, dulce, dulce!
Y luego de besarme, una vez más, con esa agitación tan femenina, se alejó, abrió la puerta y se fue, dejándome cargado de orgullo, de amor de un solo imborrable, imperecedero día.
No volvimos a vernos, unos meses después llegó al barrio la noticia de que se había ido a vivir a una ciudad lejana.

¿Y EL TRABAJO QUE ME ESTABAN POR CONSEGUIR? Lo rechacé. Susana cambió mi vida sin saberlo; una oficina no era mi destino. A partir de ese amanecer nacieron mis ganas de perfeccionarme como artista, de convertirme en aventurero caminante de media Argentina. ¿Cómo no amarla aunque solo haya estado con ella catorce horas y nunca más?
Toda realización comienza con un impulso, el mío fue una palabra repetida tres veces luego de mi primera noche con una mujer:
-¡Dulce, dulce, dulce!

Entrada relacionada:
Tocar la penumbra

Escuchá "Muchacha ojos de papel" de Luis Spinetta por Almendra:

108 comentarios:

  1. .....

    Qué bestia!!! (Disculpa.. es una expresión usada por acá con bastante frecuencia para denotar emoción -que puede llegar a ser conmoción-, sorpresa -que puede llegar a ser shock- y, en fin, impresión -que puede llegar a ser indeleble- ;)

    Tu relato me ha encantado por múltiples y variados motivos: en primer lugar, narración impecable que hace que quien lea no se fije en la extensión sino después de haber sido conducido con el ánimo intacto desde la primera a la última palabra; en segundo lugar, la historia es conmovedoramente bella... quién no se ha enamorado así tan de repente!!. En tercer lugar, el final es magnífico... desde el taconeo de regreso hasta el último signo de admiración, el final es contundente, digno cierre de la historia previa tan fluida y bellamente contada...

    Y bueno... muchas otras razones que podría catalogar como "de estilo", ratifican lo dicho. Pero otra razón me motiva a comentarte con tanta emoción:

    a mí, alguna vez, un alguien me dedicó esa canción, en un escenario casi exactamente igual al que describes...

    Y me has hecho revivir cada una de las sensaciones que cada una de las notas provocó en mis sentidos y en mi ser... al punto de que, sin poder evitarlo, he dejado flotando entre tus letras algunos sentidos suspiros..

    Ay amigo...

    Y por si fuera poco, mira lo que dices al final.. eso de que alguien cambia nuestro rumbo sin saberlo y que toda realización comienza con un impulso... es increíble pero nunca sabremos las maravillas que la vida, el día, la noche, un encuentro, un alguien puede traernos...

    por eso, es tan emocionante la aventura de la vida..

    ha sido un inmenso placer leerte hoy... me encantará volver por tus historias aún no escritas.. tal vez vuelva a reconocerme en ellas..

    un inmenso abrazo.. desde la constelada noche en que has hecho a mi alma viajar a un pasado que todavía no acaba de pasar...

    ResponderEliminar
  2. Preciosa tu historia navegante!!! me hizo soñar, ilusionarme... esos tiempos de los que hablas no volverán nunca más y menos este tipo de entrega, pero si lo has vivido vale la pena recordarlo y compartirlo con los que te leemos para enseñarnos que los sueños también se hacen realidad.
    Sabes? me quede flotando en una nube, leerte fue como ver una pelicula romántica y quedarme con las ganas de que me suceda a mí.
    Te dejo un abrazo atigrado!!!
    Denise
    P.D: gracias por devolverme la visita y por los hagalos, me pusiste roja como un tomate ;0)

    ResponderEliminar
  3. Modart en la noche...
    Almendra...
    Muchacha ojos de papel...
    Cuántos recuerdos de mi adolescencia!
    Bueno, no soy Susana ni adolescente siquiera pero soy rubia y te miro en verde. :p
    Excelente tu relato!
    BACI, STEKI.

    ResponderEliminar
  4. Importa cuànto tiempo estemos junto a alguien para tener esa extraña certeza de que nuestra vida darà un vuelco??

    P.D.:Me quedo navegando en la dulzura del FLACO que literalmente me desnuda el alma...

    PRECIOSA Y DELICIOSA TU ELECCIÒN!!

    BESITOS :)

    ResponderEliminar
  5. ISIS DE LA NOCHE, que fantástico recibir un comentario tan completo y con tantos halagos. Quizás empecé este blog de manera un poco egoísta, como haciendo algo que necesitaba. Y resulta que de golpe se transformó en algo que hace a otros identificarse. Nos parecermos al ser humanos, por lo tanto las historias son similares, algo así como "lo que vive un ser humano, lo viven todos".
    Besos y volvé seguido.
    Ah, lo de ¡que bestia! se entendió perfectamente, es parecido a expresiones que también usamos por acá.
    ----------------------
    LA TIGRITA, seguramente te han ocurrido cosas personales a vos también, cada uno tiene su historia bella y sus recuerdos únicos. Lo mío se parece a lo de todos, tal vez mi única virtud sea recordarlos con la mayor pasión.
    Mas besos.
    ----------------------
    STEKI, seguramente tu verde mirada motivaría mil historias bellas, seguramente las has motivado y eso seguirá ocurriendo siempre por toda la vida interior y la dinámica exterior que tenés.
    Gracias a vos también.
    ----------------------
    GABU, naturalmente que luego del relato que mostré pienso que no importa el tiempo que hayamos estado con alguien, sino su intensidad.
    Que grande el Flaco, cuanto le debemos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. maravilloso relato. No dejé de decirlo en cada pausa, mientras lo leía en voz alta para mi Chequita ojos de papel.

    Qué bien escrito. No solo me llevó por los recuerdos de mi eterna adolescencia que persiste a pesar del tiempo. No recuerdo la primera vez que amanecí con una mujer, pero recuerdo la vez que le canté esa canción a la última de mi mujeres, la que ojalá se quede o regrese siempre cuando esté por irse. Ahora recuerdo, esa canción le canté la primera vez que amanecí con ella...

    ResponderEliminar
  7. YOSOYDELQUITO, amigo, bienvenido, cuanto agradezco lo que me decis. Y si, esa canción nos ha beneficiado a todos los hombres, gracias a ella hemos conseguido mucho alimento para el alma ¡cuanto le debemos al maestro Spinetta!
    Gracias por tu visita, es un verdadero gusto. Y más agradecido aún por tus halagos.
    Abrazo sudamericano.

    ResponderEliminar
  8. Guauuuuu!!!!! Soy argentina pero lamentablemente no viví en los 70´ de hecho no había nacido, lo extraño es que siempre me encanto esa década y la siento realmente muy familiar. La música, la gente, el estilo de vida q había en esos tiempos, y por otra parte la esa canción me encanta!!! Leí toda tu entrada y me quede fascinada. Muchas gracias por compartirla con nosotros.

    Sigue escribiendo asi y me quedare aqui por siempre.... Besos! :)

    ResponderEliminar
  9. Me encantó el relato!!!!!, soy Jaime, quería decirte que tu blog me ha gustado mucho y que me a parecido muy bueno ;-) por si quieres ver el mio :

    http://elbalcondejaime.blogspot.com

    es de trucos blogger, ayuda blogger, descargas, perros, gatos, agapornis (inseparables), ninfas, canarios, plantas, cocina y recetas y algunas cosillas más. Espero que te guste, un gran saludo!!

    ResponderEliminar
  10. Bueno, bueno, bueno...no tengo palabras. Maravillosa, emocionante, arrolladora historia que nos cuentas casi al oído, de elegante que te ha salido. "Saldré de vos cuando el sol salga de su tierra amante", me quitaría el sombrero si acaso lo tuviera. Hago el gesto.
    ¿Y sabes, querido amigo?: yo siempre he pensado de la mujer que vive conmigo y quiero que ella me conocía, me conoce, desde antes de saber que existía.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Cuantos recuerdos me traen tus observaciones! Que cierto!
    Parece que lo estoy viviendo!!! Gracias
    Un abrazo
    Roxana

    ResponderEliminar
  12. Mi buen amigo, me "quito el sombrero" ante la impresionante calidad de su narrativa, seductora y en si misma capaz de sacudir la imaginación de la mas frívolo de los humanos. Me encanto hermano, es más, debo confesarte algo que posiblemente termine ahora mismo con esta amistad aun naciente... Me he enamorado de Susana, si hubieses compartido esta historia hace algún tiempo atrás, cuando aun mis caminos no estaban bien definidos, y hubiese por misterio del universo llegado a mis ojos, me voy a recorrer de palmo a palmo tu hermosa Argentina y entre tango y tango buscara a Susana, y cada vez que la viese cerca tomaría un teléfono y correría luego hasta ella... porque seguro estoy que a esa hermosa mujer, porque si esa mujer es real, esta historia quedo grabada en letras doradas en su corazón.
    Así de bueno será tu relato, que hasta casi poético me salio el comentario.
    Un fuerte abrazo amigo, eres un verdadero artista.
    Éxitos y muchas bendiciones

    ResponderEliminar
  13. solo te puedo decir que es exageradamente bueno tu relato yo todavia no nacia para ese entonces pero claro cualquier hombre se queda emocionado de amanecer con una MUJER dime querido amigo que es mas que estas cinco letras nada,nada absolutamente nada(la modestia es por ser mujer y muy guapa jajajaja)enserio es hermoso y alentador leer el relato de un CABALLERO.
    Un abrazo muy grande y mucha suerte

    ResponderEliminar
  14. AKANE CHAN, gracias a vos por leer. Si te gusta todo lo de aquella época entonces tenemos bastante más por compartir, espero tus visitas, saluditos.
    -------------
    JAIME, gracias por tus palabras, tu visita y claro que visitaré tu sitio, abrazos.
    -------------
    JUANMA, asi lo sentimos muchos hombres, que ellas nos conocen desde antes, aún sin habernos visto. Me alegra que hayas entendido a la perfección lo que dije ya que alguien puede suponer que Susana se entregó facilmente, no es así, indudablemente ella ya me conocía, por eso accedió, no se como, pero me conocía. Gracias por tus palabras y elogios, estoy empezando a sentir una gran presión porque nunca quise hacer literatura, tal vez otras historias me salgan más sencillas.
    Abrazo.
    -------------
    ROXANA, gracias por compartir recuerdos, beso.
    -------------
    NELSON, si un maestro de las letras como vos me elogia tanto, ya no se que decir, se me acaban las palabras. Y de ninguna manera puedo enojarme de tu enamoramiento, eso significa que la mostré tal cual ella era, me siento más halagado aún. La historia es real hasta en sus detalles mínimos, no me propuse otra cosa más que contar como fueron los hechos. No podría haber escrito con la pasión que lo hice si ella hubiera sido un invento. De todas maneras nada puedo hacer por que los demás lo crean o no.
    Gracias por tu aliento final al decirme que en ella debe haber quedado grabado el recuerdo porque yo escribo sin saber si me recuerdan a mi.
    Un fuerte abrazo.
    ----------
    LUNA45, son ya tantos tus elogios hacia mi como hombre, que ya estoy lamentando la distancia...besos desde el sur lejano.

    ResponderEliminar
  15. Mi estimado amigo, sin lugar a dudas usted es digno de cada una de las palabras de reconocimiento que ha recibido, sin embargo si le escribo de nuevo es porque me siento obligado a comentarle, cuando dije "si esa mujer es real" en ningún momento me refería a su historia, no me atrevería a dudar de ella, sino a la arrebatadora belleza, la sensualidad y el encanto que con sus talentos se dibujo en mi mente con forma de mujer, y en la mente de muchos otros le aseguro... Exitos y bendiciones mi buen amigo, y un saludo afectuoso desde Venezuela

    ResponderEliminar
  16. Querido amigo Nelson, en ningún momento me sentí cuestionado, para nada. Y comprendo perfectamente lo que me explicás.
    La descripción que hice de ella es como yo la siento, y solo puedo decirte que los comentarios en el barrio de aquellos que la habían visto antes que yo, eran de absoluta admiración, era indudablemente una mujer de belleza única.
    Pero no tengo su foto, por lo tanto nada puedo hacer de lo que tu mente imagine.
    Abrazo agradecido con aire tanguero.

    ResponderEliminar
  17. Navegante, siempre que lo leo, me emociono mucho, ojalá el sol que una vez iluminó mi luna me recuerde aunque sea un poquitín de esa forma tan romántica, apasionada, susublime, caballerosa y tan sin palabras...
    Navegante eres un encanto!!!

    Gracias por haberse acercardo a mi pedacito de luna porque si no lo fuera hecho me hubiese perdido la oportunidad de sonreir y suspirar cada vez que lo leo.

    Besos y abrazos dulces...

    ResponderEliminar
  18. MIRALUNAS, gracias...gracias...gracias!
    ----------
    @NGELUZ, al ser yo un encanto (segun vos) y al ser vos otro encanto (según yo), pues entonces somos dos encantos.
    Y no hace falta que aclares que tus abrazos son dulces, la dulzura es inevitable en tu naturaleza, todo lo que hagas tendrá azucar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Me encantó tu historia, creo que la música es algo maravilloso por ser universal y por poseer la capacidad de hacernos revivir esos momentos que nos hicieron tan felices, aunque el efecto tambien puede ser inverso, puede que en el instante con el ser amado no se oiga nada salvo nuestras respiraciones y tiempo más tarde escuchemos una melodía y pensemos (no sin algo de razón) que fué compuesta en nuestro honor y que sin pensarlo, dejemos escapar un suspiro.
    Creo que todos tenemos alguna melodía que nos hace pensar en alguien que ya no está pero que alguna vez nos hizo muy felices.

    ResponderEliminar
  20. Hermoso que a traves de tus letras le rindas homenaje a esas mujeres que te amaron
    Me encanta eso de historias reales.
    mis respeto

    Emely

    ResponderEliminar
  21. muy buenas tus historias reales......
    contadas con respeto.....
    un abrazo

    ResponderEliminar
  22. STEPHANIE, me encantó ese toque de imaginación personal que le pusiste a la historia, has agregado tu manera de sentir y está muy bien. Las historias de los otros son así, uno las lee y le va poniendo lo suyo, lo va sintiendo desde su vivencia.
    Un beso, me encanta tu visita.
    -----------
    EMELY, bienvenida, y es cierto que lo real aumenta la tensión emocional de la historia, así lo vengo recibiendo según los comentarios.
    Volvé pronto, saluditos.
    -----------
    ADRISOL, gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  23. Navegante, que recuerdos!!!!, yo si los viví y eran tal cual!, parecia estar viendo cosas de mi adolescencia, con esas polleritas y esa inocencia de hace 30 años, te felicito por la narración, vendré seguido!
    Un beso!
    Maria de los Angeles

    ResponderEliminar
  24. Hola NaveganteDel Alma¡

    Encantada de conocerte, muy linda y emocionante historia, gracias por tu visita a mi blog, serás siempre bienvenido¡¡

    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  25. Vine te lei y me atrapo tu relato..por sobre todo un tema que me fascina....

    Gracias por lelgar hasta donde escribo..
    UN saludo
    Mariella

    ResponderEliminar
  26. NAVEGANTE:

    LLEGE A VOS POR INTERMEDIO DE REINA, YA QUE AL VISITAR SU BLOG VI TU COMENTARIO Y ME PICO EL BICHITO DE LA CURIOSIDAD. A DECIR VERDAD, NO FUE EL COMENTARIO EN SI LO QUE ME ATRAJO HASTA TU RINCON, MAS BIEN LO HIZO TU NICK. EL POR QUE TAL VEZ TE LO CUENTE OTRO DIA, HOY SOLO QUIERO DECIRTE QUE ME ALEGRA MUCHO QUE HAYA SIDO ASI, ME ENCANTA HABERTE DESCUBIERTO.

    COMO DESCRIBIR LO QUE CAUSO TU RELATO EN MI?. TAL VEZ LA PALABRA QUE MEJOR LO RESUME ES "MARAVILLA".

    ES UN RELATO "REDONDO", AL QUE UNO PODRIA PONERLE UN MOÑO PARA REGALARSELO A ALGUIEN, SABIENDO QUE PODRIA SER EL MEJOR REGALO QUE HAYA RECIBIDO JAMAS.

    COINCIDO CON TODOS LOS ELOGIOS QUE TE DEJARON EN LOS COMENTARIOS ANTERIORES, SOLO VOY A AGREGAR QUE TU MENSAJE HA SIDO TRASMITIDO EN UNA FORMA ARMONIOSA, BELLA Y CONMOVEDORA.

    POR ESO DEBO DECIR QUE SIN DUDAS TENES EL DON, SOS UN ARTISTA. NO SE EN QUE RAMA/S DEL ARTE TE DESEMPEÑAS, PERO, QUE SUERTE QUE AHORA SI SE TE DIERA POR LA LITERARTURA.

    FELICITACIONES!!

    DESDE YA QUE VOLVERE POR ACA, PARA SEGUIR DELEITANDOME CON TUS HISTORIAS PORQUE YA HAS COMENZADO A NAVEGAR POR MI ALMA.

    BESOS ENORMES

    VIRGINIA.

    VOYA LINKEARTE, ESPERO QUE NO TE MOLESTE.

    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  27. navegante,
    me gusta el tema de tu blog. yo todos mis amores los recuerdo con cariño. claro que no he tenido tantos, así que no sé si podría dedicarles un blog.
    un beso, regresaré

    ResponderEliminar
  28. MARIA DE LOS ANGELES, gracias por compartir tus recuerdos, espero que vuelvas. Saluditos.
    --------------
    ILUSION, MARIELLA, SVOR, gracias a las tres por pasar por aquí.
    --------------
    VIRGINIA, ahora a mi me pica el bichito de la curiosidad, si no queres contarlo publicamente el porque te fijaste en mi nick podes escribirme un mail.
    Respecto de tus elogios solo puedo agradecertelos. Y es más que un placer navegar por tu alma.
    Para nada puede molestarme que me linkeen, yo te lo agradezco.
    Besos.
    --------------
    GRETTEL, gracias por tu comentario y me encantará que regreses. Beso.

    ResponderEliminar
  29. Hola amigo , te cuento que yo he encontrado una muchacha ojos de papel...ojala pueda escrivir en sus iris para fracmentar el tiempo en un suspiro entre lineas.

    ResponderEliminar
  30. Quisiera haber escuchado la canción antes de hacer mi comentario. Saber si esos ojos de papel se cantan. Pero sea como sea, tu relato rebosa literatura y éso me apasiona. Quiero creer que tu presentación es verdadera y que tus relatos son ciertos, y sin embargo a la vez que me alegra pensar que alguien pueda vivir una experiencia semejante, llena de deseo, me cuesta imaginarlo. Me cuesta imaginar que los jóvenes de los 70 estaban más avanzados que los de los 90 o los del 2009. Realmente es dulce, dulce, dulce, vivir algo así y sin embargo me cuesta saborear es dulzor de catorce horas. Quizá porque después de algo tan hermoso, yo no podría haber cambiado de ciudad, ni haber pensado en otro hombre a mis dieciocho años, pero me gusta pensar que no todas las mujeres ni todos los hombres son como yo los imagino. Parece como si fuera una primera vez, pero tal vez, siempre sea la primera vez. Tu narrativa es muy buena de principio a fin. Incluyo la introducción y ese delicioso final. Combinas a la perfección la belleza de las palabras y las escenas.
    Enhorabuena. Supongo que los recuerdos se engradecen cuando de por sí fueron ya buenos.
    Siento tardar tanto en llegar hasta aquí, pero mi tiempo es muy limitado y mis comentarios siempre los hago bajo el influjo del cansancio de los días tan largos.
    He disfrutado tu relato.
    Un placer leerte.

    ResponderEliminar
  31. Vaya, vaya...Navegante!

    Me alegra que una tocaya llegara a tu vida, y dejara una memorable impronta.

    Excelente Relato! Muchas Gracias!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  32. VICTOR, gracias amigo por tu visita. Yo he leido tus escritos y creo que tienes todo para escribir sobre esos ojos. Abrazos.
    -------------
    MEDIALUNA, en los 70 sabíamos amar. No se si hoy saben hacerlo, yo solo puedo decir que sigo amando como esos años, los demás sabrán lo que hacen, cada uno con sus gustos y estilos.
    Se que es lógico que alguien suponga si estos relatos son ciertos o solo producto del deseo y la imaginación, nada puedo hacer por eso.
    Nada puedo decirte sobre lo que sintió Susana y porque no volvimos a vernos, solo se me ocurre que ella, al igual que yo, sabía desde la cita establecida que eso duraría solo una tarde, a pesar de que (como lo cuento) duró hasta la mañana siguiente.
    Gracias por los elogios. Y tomate tu tiempo para visitarme, no hay apuro, el mundo sigue ahí.
    Besos muchos.
    ----------------
    SUSANA, gracias a vos por lo que me decis cada vez que entrás a mi sitio.

    ResponderEliminar
  33. Me has dejado suspirando, Navegante...y tengo q confesar q no suspiro con frecuencia; soy poco romantica y nada sentimental (no todos los q me conocen estan de acuerdo con esto). Escribes de una forma elegante, educada, con clase. Es increible la forma como recuerdas las cosas; de verdad q eres especial...Desafortunadamente no he sabido nunca como se han sentido mis amores pasados...Solo espero q uno en especial recuerde esa noche q paso conmigo...la mejor de mi vida!!
    Definitivamente volvere por aqui.
    Creo q uno con una noche si puede enamorarse de alguien...q rico hubiera sido para Susana saber q te cambio la vida para siempre, y la recuerdas como si fuera ayer...

    ResponderEliminar
  34. No me equivoqué cuando percibpi tanta poesía en aquel maravilloso comentario que me dejaste, sos un escritor consagrado.
    Preciosa historia y la canción acompaña de perlas.

    Te sigo visitando y te enlazo a mis dos blog para estar al tanto de tus actualizaciones.
    Bso grande..-)

    ResponderEliminar
  35. CRAZYGIRL, sin embargo parece que si eres romántica. Es que tal vez el romanticismo no sea esa cosa tonta que vemos en las novelas baratas. De ahí que mucha gente prefiere decir que no es sentimental. Lo que no hay duda es que sos sensible.
    Yo también me pregunto como me recordarán, es algo que todos nos preguntamos. Como no puedo hacer nada para saberlo, escribo según yo las recuerdo a ellas.
    Realmente espero que vengas siempre por aquí.
    Besos.
    --------------
    ADRIANINA, que gusto recibir tu visita. No olvido que fue en tu blog donde dejé esa poesía respondiendo a tu pregunta sobre que es amar.
    Cuando vuelvas lee las otras hitorias también ¿si?.
    Besito.

    ResponderEliminar
  36. Hola Navegante!!!
    Te he otorgado el premio Blog de Oro, menos no podria darte por escribir de manera tan perfecta tus propias historias que las conviertes en preciosos poemas!!!
    Pasa por mi Blogger recogiéndolo. Gracias por brindarme tu amistad y por permitirme entrar en tu lindo espacio!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  37. LA TIGRITA, epa, no se que decirte. Para mi es muy nuevo todo esto y ni siquiera conozco bien lo de los premios.
    Claro que pasaré por allí a recibirlo, será un honor, pero antes debo comprarme un traje para la ocasión, soy un poco informal.
    ¡¡Gracias!!

    ResponderEliminar
  38. Muchacha pequeños pies,
    no corras más. Quédate hasta el alba.
    Sueña un sueño despacito entre mis manos
    hasta que por la ventana suba el sol.

    Esa cancion me la dedicaron solo una vez... como me encantaba y como hacia flotar mi alma, me sentia en otro mundo, HERMOSO! ♥

    Saludos!

    ResponderEliminar
  39. - Si, ame los setenta!!!! Sui Generis, Manal, Almendra, Serrat, los primeros amores... Vivía en José Mármol, los teléfonos eran pocos, pero como nos comunicabamos...!972, fue el mejor año de mis renaceres adolescentes. Gracias por los recuerdos.En mi blog hay una entrada que se llama"Invierno de 1972", me gustaría que la leas. Un abrazo. Ade

    ResponderEliminar
  40. no hay mayor declaración de amor hacia una mujer que desear despertarte junto a ella, saludos y gracias por compartir tus experiencias, yo también creo que las mujeres nos forman, otro gran saludo

    ResponderEliminar
  41. BUNNY, seguramente merecías la dedicatoria que te hicieron.
    Besos, gracias por venir.
    -------------------------
    ADE, gracias a vos por compartir recuerdos, ya pasaré por allí. Saludito.
    -------------------------
    SONOIO, amigo, que bueno tu comentario, gracias por tu visita. Abrazo.

    ResponderEliminar
  42. Linda Susana, que te abrió un horizonte y hoy lo disfrutamos contigo.

    Bellisimo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  43. lo leí y tuviste el poder con tus palabras y con la música (me fascina ese tema) de visualizar mi propia vida en Argentina, en esa época. Sólo que en mi caso, el teléfono público estaba adentro de la farmacia y si cerraba, te quedabas sin hablar.
    El parque...tan cercano a casa.
    Lugar dónde hoy elijo para mis caminatas, para buscar libros usados, charlar con los artesanos...un espacio tan verde!!!!
    todo invita al amor.....
    sabés que??? me quedé con cierto grado de nostalgia.
    yo dije sí a la oficina, cuando en realidad si lo pienso me hubiese gustado ser gitana y recorrer el país buscando la creatividad en la gente, en los paisajes, en la música...

    te dejo...me puse a llorar...aunque te parezca mentira....y me acuerdo de mis pantalones rojos, tiro bajo, oxford, mis sandalias con plataforma......
    qué misterios tiene la vida!!!!
    y qué dulce es el amor, que deja hasta pegoteada en las historias de los otros.
    ¡qué sensible que estoy!!!
    chau...hasta cualquier momento.....

    ResponderEliminar
  44. CECY, gracias. Vos también sos linda.
    --------------------------
    SUSURU, ¡amiga! al llamado de "fiaca" se vino eh.... Yo no soy fiaca che, he dejado varios mensajes en tu blog...¿¿o no los viste??
    Bueno, no es para sentirse mal por lo que dije de la oficina, mi papá fue oficinista y sentía orgullo de eso, son personalidades nada más, no hay una crítica encerrada en mi relato. Pero no te pongas tan nostálgica, los recuerdos bien entendidos dan fuerza, no deben deprimir ¿Que sería de todos sin los recuerdos?.
    Besos muchos.

    ResponderEliminar
  45. Amigo gracias por todos tus comentarios en mi blog sigue escribiendo ya que lo haces de una forma tan inspiradora y muy hermosa cuidate mucho saludos

    ResponderEliminar
  46. Qué lindos los amores a los 20 años! Todo se siente con tanta intensidad!! Después solemos volvernos mas recatados para sentir, vaya Dios a saber por qué, privándonos de esa maravilla...

    Es maravilloso leerte. Una deja este blog con la misma sensación que al salir del cine después de ver una hermosa historia de vida, de amor... Como si por un rato hubiera estado metida en otro mundo, y de pronto saliera a la realidad... Gracias por eso.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  47. navegante,
    hermosa historia, me transportas a esa época, a un lindísimo momento de juventud y de inocencia amatoria. te expresas con tanta belleza cuando hablas de la mujer. es muy lindo, realmente nos conoces, nos vacilas, nos has amado de verdad.
    muchos besos

    ResponderEliminar
  48. LUNA45, estoy planificando mi próximo relato, imaginate que son historias que no es posible escribir de una sola vez, dentro de unos días habrá otra. Besos.
    ---------------------
    JULIANA, lo que vos decís creo que lo siente mucha gente. Por mi parte creo que he sentido más intensidad en años posteriores a los 30. En definitiva es algo personal.
    Y lo que decis sobre como repercute lo que escribo es realmente un fantástico piropo, gracias.
    Tu paso por aquí es algo muy lindo, volvé, besos.
    ---------------------
    GRETTEL, sos muy buena, pero no puedo decir que las conozca realmente a ustedes, y tal vez mejor que así sea, siempre es linda la sorpresa inesperada. Besos.

    ResponderEliminar
  49. Quizas las palabras o expresn nunca...nunca los sentimientos...las sensaciones...a veces deberia haber mas que palabras para poder expresar lo que se siente, en este caso no hay palabras...no las encuentro, porque este relato me ha llevado a un tiempo que a veces una cree olvidado, pero está ahi, y ahí llegue de tu mano. Algún día quizás me atreva a relatar alguna página de mi historia, pero por ahora no creo.

    Un beso y otra vez me has dejado sin aliento

    Anngiels

    www.poemasparamiamor.blogspot.com

    www.enmemoriadetuamor.blogspot.com

    ResponderEliminar
  50. Querido Navegante, voy a darme una ducha fría (jeje).

    Me ha encantado tu historia, repleta de sensualidad. Aunque poco tiene que ver con algo que me ha ocurrido, sí que he tenido la sensación de un encuentro en el que dos conocidos desconocidos se leían el cuerpo. Eso es el amor y el sexo: leernos en los demás y en nosotros.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  51. ANGELA, ya se estaba extrañando tu presencia aquí. Como siempre muy halagador tu comentario.
    Gracias.
    -----------------
    MELIBEA, ¿como va la vida? Que bueno verte por aquí, ojalá pases seguido, gracias por tu comentario. Saluditos.

    ResponderEliminar
  52. Hola navegante, como estas?,he estado un poquito ausente por estar atareada,pero ya de vuelta por aca..muchas gracias por tomarte el tiempo de leerme mas allá de mi ultimo post..

    Tu historia me ha encantado..y no solo la forma en que la escribes sino el saber que todo lo que leo pertenece a tus vivencias, nada y nada menos je je

    Sabes?, mi blog esta de aniversario, quisiera compartieras esta alegría conmigo, seria muy grato para mi contar con tu visita por mi cuevita..habrá champagne y fresas!! y un humilde detalle que he creado y me encantaría te trajeras a tu casita.

    Ah..y tengo un obsequio adicional para ti que puedes recogerlo en el lateral de mi blog!

    Un gusto leerte!
    Saludos nocturnos

    ResponderEliminar
  53. Noche, gracias por tu visita, por tus palabras y por tus premios. Besos.

    ResponderEliminar
  54. Hola amigo Navegante, que linda historia, no dices que fue tu primera ves, mas, eso es lo que me quiero imaginar, bella primera ves, con alguien soñado, con alguien añorado.
    Esos tiempos donde las experiencias estaban esperando en bandeja, y solo teniamos que tomarlas, me acuerdo de esa cancion mis hermanas mayores la ponian todo el tiempo.
    Gracias por tan bello relato
    Besitos
    Janeth

    ResponderEliminar
  55. Janeth:
    Para ser preciso no, no fue mi primera vez, aunque me hubiera encantado que lo haya sido.
    Mi primera vez fue muy incompleta, muy elemental, ni vale la pena contarla.
    Te dejo un beso, que estes bien.

    ResponderEliminar
  56. Excelente manera de contar Navegante, algo tan maravilloso como fue esa noche de Amor!!! Un verdadero placer leerte.
    Besitosssss.

    ResponderEliminar
  57. Sandra, gracias por tus palabras, mi placer es que dejes tus comentarios aquí, besos.

    ResponderEliminar
  58. Hola Navegante historia tierna y seductora....escribes tan bien que se ve uno reflejado recordando sus inicios,de pudor y de deseo ...de mágia , de pensar que es el único ser en el mundo que ha sentido todo eso jeje

    Me ha gustado mucho leerte, seguiré por aqui

    Un saludo

    ResponderEliminar
  59. Azul, gracias por pasar por esta publicación, me gusta lo que decis. Volvé pronto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  60. Que te puedo decir que no te haya dicho,tus historias son increibles y maravillosas me haces disfrutar con cada una de ellas.
    Te adoro mi apasionado poeta.

    ResponderEliminar
  61. el amor nunca nos deja indiferente, siempre nos cambia...unas veces para bien y otras para mal...pero nos cambia...
    besitos.

    ResponderEliminar
  62. Romántica como soy, tengo que decírtelo: con este post te conocí ;)

    Ooohhh.... ;)

    Ratifico todo lo dicho en mi primer comentario...

    Y me ha encantado leer nuevamente estas maravillosas palabras!

    besos

    ResponderEliminar
  63. Me encanta como relatas, como vas pintando la escena, como la perfumas como la calentas, como la arrinconas, tienes un hermoso discurso, un bello pincel mágico romántico y cuentista de hacer volar hasta la misma realidad....

    Me encanta viajar junto a tus letras...

    cariños.
    muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  64. NAVEGANTE ,Y DISCULPA POR ESCRIBIR EN MAYUSCULAS,NO ES POR CAPRICHO.HE LEIDO Y RELEIDO TU HISTORIA TRES VECES Y SIN DARME CUENTA ESTABA SUMERGIDA EN EL RELATO CONTIGO ,OBSERVANDO CURIOSA ESE CUERPO DE MUJER.
    ME QUEDO UN RATITO MAS PARA VOLVERLO A LEER.
    BELLISIMO.MJ

    ResponderEliminar
  65. Geni:
    Lo que importa es que estés por aquí cada vez que publico algo, que no me dejes solo. De todas maneras siempre es lindo lo que tenés para decirme, gracias.
    ---------------------
    Zayadith:
    Gracias por tu comentario, besito.
    ---------------------
    Isis:
    ...y tu presencia por aquí ya es imprescindible.
    Un beso con reverencia a mi gurusa.
    ---------------------
    Cynthia:
    Tu comentario es todo un relato. Bellísimo, me encantó. Gracias.
    Y un beso
    ---------------------
    Ma José:
    Conozco perfectamente el motivo de tus mayúsculas, ya no te preocupes por eso. Gracias por estar tan en sintonía con lo que escribo.
    Mando besos de ultramar.

    ResponderEliminar
  66. Siempre aparece una mujer o un hombreque nos cambia el rumbo de la vida ( por suerte ) como veras pude entrar a tu blog desde el link de mi correo .
    Maravillosa historia , bella historia .
    Un beso

    ResponderEliminar
  67. Me encanto este post, esta historia... Me gustan tus descripciones, parece que uno esta viendo la escena como una pelicula

    ResponderEliminar
  68. Oi, meu querido!

    Na verdade, o que importa não é a quantidade de tempo, mas a intensidade com que as coisas acontecem, não é mesmo?

    Lindo relato, tem ternura, sedução, sensualidade, doçura...

    ^^

    Obrigada pelo carinho no meu aniversário...

    Não conhecia o termo, não sabia que na Argentina dizem ¡¡Feliz cumple!! por ocasião do aniversário...

    Sabe? Aqui no Brasil dizemos: "Você é um encanto". Significa que você é mesmo encantador!

    Beijos!!

    ResponderEliminar
  69. ¡Hola, Navegante! Por favor, no te tomes mi comentario como un enojo. No es así. Soy bastante pasional y tus palabras despertaron eso, mi pasión por las cosas. Apenas sé de música como para cuestionar tu parecer, por eso dije que me pareció que se veía en Soda a U2. Admiro mucho a ambos grupos y las relaciones las considero inevitables, porque forman parte de la cultura.

    En cuanto a Dolina y Bécquer, creo que existe una coincidencia temática que, si nos responde a una intertextualidad consciente, sí que es circunstancial.

    Perdona si te ofendí, querido. No fue mi intención, en absoluto. Sabes que te sigo desde hace tiempo, incluso en otras de tus aventuras.

    Cuídate. Un abrazo

    ResponderEliminar
  70. Ana Gabriela:
    Bienvenida y gracias por tus palabras.
    Y un beso.
    -------------------
    Carla:
    Gracias por lo que decis, si sabes de algún cineasta interesado podemos hacer un corto ¿te va?.
    Besito.
    -------------------
    Helinha:
    Querida amiga, que puedo decir ante tanto elogio... además dicho en esa lengua tuya tan sensual es como que enriquece lo dicho por mí.
    Besos, muchos.
    -------------------
    Melibea:
    No me ofendí en absoluto, solo te pedí no seas vos quien se ofenda. Bueno, si nadie está ofendido estamos en el momento ideal para seguir comentándonos.
    ¿Mis otras aventuras? No las recuerdo...
    Besos de ultramar.

    ResponderEliminar
  71. Durante el transcurso de la noche permutó mi ser. Gracias a ella había saltado abismos, cruzado el río más bravo, combatido a los dragones del pasado, ya no volverían a asustarme ...

    Sobrarían los comentarios.

    Durante años sospeché que una mujer puede llegar a interesarse en un hombre por referencias de terceros, aún sin haberlo visto nunca.

    Es efectivamente así, solemos ser dueñas de una capacidad utópica desmedida...

    ResponderEliminar
  72. A partir de ese amanecer nacieron mis ganas de perfeccionarme como artista, de convertirme en aventurero caminante de media Argentina.

    Ahora creo entender porque San Martin puede ser uno de sus tantos lugares en el mundo...
    Espero encontrar algún post referido a sus recorridos.

    ResponderEliminar
  73. Rochitas:
    Aunque mi curiosidad masculina intenta llegar a comprender el alma de una mujer, mi instinto de hombre se complace solo con disfrutarla. Tal vez esté hablando más por experiencia que por otra cosa... en todos los casos es válido, todo es un misterio.
    Hay poca relación entre mis viajes de aventurero y mis amores. No habrá mucho de eso en este blog.

    ResponderEliminar
  74. En esos, tus 20 años, sentir que esa chica es como un poco sólo para ti y eres capaz de que se arriesgue a llegar tarde a casa para despertar contigo, hace que te sientas como tú dices... y que los pájaros de afuera sean dioses de todas partes dándote los buenos días...esa emoción que sentiste después de ese encuentro...esa felicidad interior te dió la energía para rechazar un trabajo acaso monótono o no hecho para ti, y como siempre pasa...pasan unas cosas cuando buscas otras que hacen que cambie tu vida...Es como siempre un relato muy fresco...muy bonito.
    Un beso, navegante!
    La canción: preciosa pero leer y escucharla:NO,Nunca!

    ResponderEliminar
  75. Antoniatenea:
    Veo que te llegó el escrito con el exacto sentido que le di. No hay muchas vueltas que dar, fue asi de espontáneo y fresco.
    Otro beso para vos.

    ResponderEliminar
  76. Me gusta mucho esta entrada, me faltaba leerla, un abrazo

    ResponderEliminar
  77. Y se quedó hasta el alba...
    Esa canción es una de mis favoritas, aunque me digan "cursi", yo creo que la ternura no lo es.

    Son lindos relatos.
    Un saludo enorme.

    ResponderEliminar
  78. Luna, los que dicen que esa canción es cursi no saben ubicarse en la época en que fué compuesta, año 1968. Sus acordes, melodía y letra eran absolutamente revolucionarias en un momento en el que abusaban del scaba-du-bide-sha-na-scabada...
    Gracias por venir y por tus palabras.
    Saludos para vos.

    ResponderEliminar
  79. Sin duda las mejores relaciones son las que no se dan el tiempo suficiente para deteriorarse, y por supuesto, son las que dejan mejor sabor y más duradero, sobre todo si sabemos mirar hacia atrás sin nostalgia y melancolía y sobre todo, sin dejar de mirar al frente.

    Bonita historia.

    Besos

    ResponderEliminar
  80. Narci:
    Gracias por tus conceptos, lo que cada uno aporta nos da una visión general superior, la que armamos entre todos.
    Besos para vos.

    ResponderEliminar
  81. Hay personas que nos dejan ese sabor a dulzura en alma y corazón.
    Una historia intensa y dulce, muy dulce la de Susana.
    Un placer leerte.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Betty, muy lindo tu comentario. Y es así tal cual lo decís.
      Abrazo agradecido.

      Eliminar
  82. qué buen relato..qué buena la combinación con una canción que el tiempo no logra que pierda fuerza y emoción... me ha encantado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias lunaroja, había que tener alma de luna para aceptarlo así.
      Un beso.

      Eliminar
  83. saludos
    agradecer tu paso por mies escritos...
    un relato d vida muy bien contado
    ...¡cuán valioso es sentir el primer soplo del amor!
    felicitaciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Magdeli, bienvenida!!
      Gracias por tus palabras, te dejo un beso y no te pierdas.

      Eliminar
  84. Tuvo una misión en tu vida...

    Creo que con todo el mundo que nos encontramos es por alguna razón...

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rusaca, mas bien que coincido absolutamente, gracias por tu paciencia para leerme.
      Besos para vos.

      Eliminar
  85. no te vayas!! lei en tu entrada última que no tenés más nada que decir... no te vayas!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu pedido amiga lunaroja.
      Estaré siempre atento, lo que ocurre es que este blog desde su inicio tenía un límite de publicaciones, y ese límite está muy cercano.
      Un abrazo para vos.

      Eliminar
  86. Que dulce y linda historia de alguien que nació para aventurero, un abrazo feliz!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy amable Carmen. Y gracias por venir a pesar de mi ausencia...
      Abrazo para vos.

      Eliminar
  87. Te leeré màs despacio Navegante porque tiebes muchos textos donde elegir.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amapola, es tu decisión y tu tiempo, besos para vos.

      Eliminar
  88. El ser individuo, nos aboga en la necesidad de superar las costas y acantilados de la isla que somos, frente a todo lo que nos rodea, y sobre todo con nuestros congéneres..., uno de los más hermosos dones que se nos ha otorgado, es la comunicación, y en ella está ese hermoso regalo, la sexualidad que va tan implícita en el carácter de cada cual, pues es base fundamental de su personalidad…, necesitamos la intervención del otro, para crecer, evolucionar, encontrarnos…, quien no tiene una caricia fugaz, sobre la piel de su tiempo, de alguien que escasamente se detuvo en la estación de su vida, dejándole una huella imborrable?, La riqueza de la vida consiste en eso, en las personas que pasan por nuestra vida, y nos dan tanto, a veces sin saberlo, sin precisar extender las manecillas de ladino reloj…
    Un gran texto, no dudes que me encanta leerte, soy un tanto inconstante en ese sentido, pues el majadero tiempo, ese mal invento del ser humano, la tiene tomada conmigo, jajajaja…

    P.D

    Navegante, hombre inteligente, solo para que pienses, soy bastante atípica, donde se me encuentre, por todas las esferas que se me quiera mirar, siempre lo fui y lo seré, que le voy a hacer, es imposible dejar de ser lo que eres, se pierde la esencia más grande en el intento…, donde nunca me hallo, es en aquello que profana los derechos del ser humano, como no tolero en mi misma, dañar gratuitamente a otra persona, y lo extiendo a todo lo que tiene vida o es necesario para ella… dicho esto, te añado lo que es igual a ti, en pensamiento, si eso es posible, pues no conozco dos personas iguales, cada uno es único, e irrepetible…, te digo, lo igual te acomoda, quizá incluso te dé tranquilidad, sin embargo, es amigo de la involución, por el contrario, lo diferente, lo que crea controversia en ti, aunque pueda inquietarte, incluso molestarte, en algunos momentos, siempre enriquece, pues te abre campos desconocidos, te cuestiona razonamientos, donde tú no habrías reparado por ti mismo, por lo tanto, lo diferente es el gran campo abierto a un gran crecimiento personal en el individuo…

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antoñi, tu tiempo es el que vos domines, leerás cuando quieras.
      Y está muy bien ser lo que se es y aceptarse en la diferencia. El problema tal vez surja cuando queremos que el otro se manifieste como lo necesitamos. El resto -y lo mejor- es solo compartir lo que cada uno tenga.
      Si te sirve de algo: en este texto quise dejar constancia de que es posible amar a alguien cuando solo se estuvo con esa persona 14 horas en la vida, nunca antes y nunca después. Y que alguien puede darte en poco tiempo mucho más que otras en décadas enteras.
      Besos para vos.

      Eliminar
    2. El verbo amar es un crisol fantástico, un vergel de matices en el sentir inagotable, y el verbo por excelencia que hay conjugar en todos sus tiempos, sus modos, sus formas… y tanto que se puede amar con solo 14 horas de convivencia a alguien, y que cambie tu vida para siempre, y con menos, diría, para amar solo hace salta sentir ese ser en ti, en un instante…

      Donde no aparecen problemas, Navegante?, Para eso está el intento del acuerdo, el abogar a la tolerancia y al respeto, la empatía, un sinfín de posibilidades que nos ofrece la comunicación, y sobre todo las ganas de llegar a un punto de encuentro… y si no se logra, siempre queda lo vivido, lo compartido, aunque nos deje heridas, siempre me digo, que de mi vida, lo quiero todo, hasta mis errores, mis arrugas, mis sueños rotos guardados en un cajón , son mi reseña de que he vivido, y la suerte que tengo de poderlo hacer…

      Te contesté en mi blog… Gracias…
      Besos

      Eliminar
  89. Un texto entretenido y curioso. Los tiempos cambian, pero la forma de sentir y emocionarnos no tanto.
    Vendré a leerte más.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  90. Dulce eres tú que desgranas con tus escritas aventuras románticas, placenteras, del tiempo que sea, es maravilloso poder leerte. Me alegro. Susana toda una experiencia de vida.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu bello comentario María del Rosario, es motivador.
      Abrazo para vos.

      Eliminar
  91. Susana, cómo para olvidarla. Imposible.
    Que bonita historia, que pena no hayan seguido viéndose, no era el momento, no era el destino. Cosas de la vida, eran demasiado jóvenes para seguir, había mucho por vivir y aprender.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María Rosa, gracias por tu visita. Volver a vernos ¿para que? Habíamos vivido algo infinito, cualquier hecho posterior podría haberlo arruinado.
      Saludos.

      Eliminar
  92. HAs relatado ese encuentro de manera viva y muy ben expresada en detalles que le dan más fuerza.Bonitos recuerdos para un poeta....del alma
    Gracias por tus comentarios
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gó, sobre todo por ver los detalles.
      Saludos para vos.

      Eliminar