Este sitio contiene una serie de relatos sin orden. No es de actualidad y por eso lo anterior es tan válido como lo último. En la columna de la derecha, en la sección "Para leer" están los enlaces a cada texto. Espero les gusten, gracias.

Todos los derechos reservados.
Obras protegidas por copyright.

e-mail:
navegantedelalma@gmail.com

Me preguntas que siento


...(Lo que ocurrió después)

...(Lo que ocurrió antes)

-No puedo creer que después de dos años de desearte estemos aquí, besándonos -le digo en la Costanera, junto al río-. ¿Porqué me mirabas tanto cuando veníamos en tu coche para acá?
-Estaba poniéndome de acuerdo si me gustabas o no. Cuantas contradicciones tengo ¿no?.
-¿Dos años y todavía no lo decidías?. Mejor dejemos esta charla, lleváme a tu casa.

-Es la casa donde vivo con mi hija ¿estás loco?
Se resiste un poco, pero finalmente acepta. Su departamento, es chico, es grato, esta sola, su hija se fue con el padre.

Me acomodo en el sillón, tomamos un café doble, me pregunta si quiero escuchar música. Pone el casete más famoso de Silvio Rodríguez, Unicornio. Se van yendo sonidos de un tema y comienza el siguiente; no puedo imaginar algo más coherente con mi sensibilidad que este momento: la íntima comodidad del lugar, dos cafés, aquel balcón, ella, su sonrisa, su perfume, la canción.
(Canta Silvio: ¡Toma de mi, todo, bébetelo bien... hay que ayunar al filo del amanecer... Toma de mi, todo, cuanto pueda ser... el sol no da de beber!)
Luego de los besos, más besos, suaves, sin apuro. Pasa la música, el tiempo y mis caricias tiernas, para nada atrevidas. Pasa otro casete, otro más. De pronto enojada me reclama:
-Decime, ¿vos no vas a insinuar nada más?. ¡Levantáte!
Pensé que me estaban dando el raje, pero no. Ni bien me levanto, saca los almohadones del sillón en el que estábamos sentados y lo abre convirtiéndolo en cama.
Con ella descubro que existen cuerpos que han sido hechos el uno para el otro. Los nuestros encajan como piezas de relojería.

Una canción, un perfume y una sonrisa son más que suficiente para paralizar un alma errante.
Cuando Carina entró al curso supe que era posible la unión perfecta de una sonrisa y un perfume. Ya estábamos todos sentados en ronda, rareza que el profesor había impuesto para la primera clase. Se acomodó al lado mío y así comprendí el motivo por el cual esa silla no había sido ocupada, algún duende travieso la reservaba para ella, o mejor dicho, para mi; raudamente su perfume me advirtió que en el mundo había más de lo que yo creía. Así conocí su gesto y su aroma; me faltaba conocer la profunda intimidad de una canción, pero aún no lo sabía.
Yo rondaba por entonces los treinta años y en el aire porteño flotaba una nueva euforia, a mediados de los 80 había vuelto la democracia a la Argentina. Volvimos a las calles, a reunirnos otra vez en las esquinas, había bronca y esperanza, los torturadores seguían sueltos pero creíamos en tiempos de justicia y solidaridad. Queríamos participar de algo, de lo que sea, y me metí a estudiar Humanidades, es decir, filosofía, religiones, meditación; llegaba otra vez la Nueva Era, si, otra vez, esa que siempre asoma pero nunca termina de aparecer. En ese curso fue que la conocí, para sufrir dos años y gozar cinco meses.

Carina era un poco mayor que yo, separada, una hija, y todo el sol en los ojos negros. Y si en un rapto de imaginación hubiera comparado su rostro con un cuento, debía haber dicho que relataba una historia con sentimientos radiantes, con belleza de paisajes, pero con fin doliente. En ella coexistían una malograda creatividad -por causa de un padre que no solo la abandonó, sino que también inhibió sus cualidades- y una inquieta búsqueda de algo que no tenía claro. Hermosamente contradictoria era, divina e indecisa. Se equivocaba mucho y luego no sabía como retractarse de sus desacertadas decisiones para aminorar el daño hecho.
Sin embargo poseía sensual embrujo y era muy bonita. Vestida normalmente atrapaba la vista de inmediato; y cuando se tiraba encima todo el vestuario se convertía en un ejemplar radiante y deseable. No era portentosa, más bien delgada, de suaves curvas; nunca supe de su pelo natural, su teñido dorado contrastaba asombrosamente con sus ojos. Y poseía aquello que me seduce irrevocablemente: elegante sensualidad.

Me llevás de paseo en coche por tu barrio, Belgrano, en esta tarde de sol. Manejás llevándome a tu lado como una prenda que te adorna, me siento bien, halagado. Bajás a saludar a una amiga que va por la vereda, de reojo me observan ambas. Al volver me contás que ella te preguntó que era “eso” que tenías ahí en el coche y que vos le contestaste “un divino con quien estoy muy bien”.
Vamos a la feria artesanal de la plaza de San Isidro, sol de otoño incipiente entre los árboles, lo disfruto a pleno. Nos encontramos con otro conocido tuyo, te halaga, a mi ni me saluda, mirándote de arriba abajo te dice “que bien se te ve hoy”, sus celos me permiten un aire de orgullo, nos vamos. Volvemos al auto, subimos una calle, observamos desde arriba de una barranca el paisaje barrial, una escalerita sinuosa se pierde bajando entre las plantas, allá lejos el río, te recostás sobre mi hombro, nos hablamos dulcemente.

Volvemos a tu departamento. Nos sentamos en el piso junto al Unicornio, al Son Desangrado, al Bosque Encantado y a todo lo que va saliendo desde esas canciones. Apoyo mi espalda en el sofá, vos apoyas la tuya sobre mi pecho. “Así pasaba la felicidad” también dice la canción; me cortan la respiración esos acordes iniciales, con el teclado de arranque y las flautitas luego, y esa letra, y ese saxo en su solo. Estos sonidos me marcan para siempre, de eso estoy seguro. Más tarde preparás una rápida cena con ciertos toques de romanticismo. -Quiero que sepas que por primera vez cocino con ganas para un hombre -me dice tímidamente, bajando la vista, como pidiendo que por favor le crea.
Y le creo.

De Carina me enamoré de golpe y con el correr de los meses mis sentimientos se agigantaron. Advertí fácilmente sus defectos, pero no pertenecían al entorno de su naturaleza, eran heredados, ella tenía mucho para dar de sí misma; conservaba frescura adolescente y era buena mina y buena compañera, carecía de crueldad y participaba de todo lo que se proponía en clase. Y por sobre todas las cosas tenía una gran necesidad de afecto, y yo de afectar.

-Vení, ponéte de espaldas en la alfombra -me dice llevándome al umbral del balcón.
-Hoy te quiero así, vestido, también me calienta verte con ropa -continúa hablándome seductora mientras me desabotona el pantalón argumentando que la única desnudez pretendida es la de mi virilidad.
Ella se saca todo lo puesto, hasta los anillos, y me mira fijo:
-Quedáte quieto, no te muevas –determina con firmeza mientras me monta suavemente. Intento acariciarla pero me ruega absoluta inmovilidad...
La luna allí arriba tiene su plateado máximo y una exquisita redondez. Los pocos sonidos urbanos de la trasnoche se meten por el balcón y una mansa calidez de verano llega como brisa a mis brazos desvanecidos sobre el suelo.
Me siento objeto, no me disgusta porque sé que está comenzando a enamorarse de mi y yo muero por ella. Miro su silueta penumbrosa agitándose en creciente lenta y su pelo comienza a interrumpir intermitentemente mi visión de la luna. Me mira, se agita aún más, siento que me posee, hace uso de mi cuerpo arbitrariamente. Su agitación se convierte en fragor, ya no es la indecisa mujer, es un vendaval azotando la pradera. Pierdo la visión clara de su rostro, ahora es solo una figura sin forma que va y viene cada vez más urgente. Y de pronto un estertor, una paralización repentina de su cuerpo, una tensión que atenaza mis brazos, una convulsión, un grito a la pared y un derrumbe sobre mi pecho.

-Gracias -me susurra carinamente.

El centro de estudios estaba sobre la avenida Corrientes, en pleno Buenos Aires. En el bar de una esquina nos reuníamos antes de entrar a clase; y en el bar de otra esquina, a la salida. Al llegar, al partir, al pararme, al entrar, al volver, al irme, al dirigirme hacia esos lugares de reunión, no pensaba más que en tenerla cerca para apurar charlas aisladas; Carina sabía de mi interés y concedía minimamente, con indecisión. No encontré durante los primeros meses la manera de seducirla por completo, siempre los “hoy no puedo”, “mañana no sé si podré”...pero jamás un “no” rotundo, definitivo.
Comencé a transitar los rumbos fatigados de la amargura, ninguna otra mujer me interesaba, no podía dejar de pensarla así como no es posible evitar la circulación de los planetas. Ella tenía toda mi atención y, al comprobarlo, sus ojos sombreaban volátiles en oscura rotación de alondra, hasta posarse en los míos para decirme “no puedo”.

Llego tarde, tu hija está aquí en tu casa, durmiendo, no podemos amarnos hoy.
Ella me mira pícaramente, sabe que hay algo que podemos hacer rapidito (mejor dicho, que ella puede hacerme rapidito). Señala con su mano mi zona erógena como diciendo “dale”, acomoda su cara entre mis piernas e inevitablemente la canción del cubano aparece en mi cabeza.
No me da tiempo a entrar en clima, ella quiere beberme todo. Cada tanto eleva la vista y me mira encendidamente, esta noche está distinta, quiere arrancar mi savia sin dar tiempo a mi adaptación. Y no puedo evitarlo, lo hace con una energía tal que en pocos segundos me convierte en un loco, y en pocos minutos me voy hacia su sed.
Luego se incorpora, me observa góticamente, veo satisfacción animal en su gesto y un fino hilo blanco que se le escapa por la comisura derecha de la boca.

Soy tu víctima, mi vampiresa de amor.

Transcurrió un verano, nos vimos poco aún dentro de la continuidad de los cursos, el centro permanecía abierto todo el año.
Y retornaron los meses fríos. Como una vereda que repite sus baldosas, mi soledad repetía imágenes en melancólica perspectiva, en cuyo horizonte estaban siempre su sonrisa y su perfume.
Habitualmente nos despedíamos tarde, saliendo del bar. Y ya harto de negativas en una oportunidad me metí en el primer colectivo que vi llegar; amoldé mi cuerpo agobiado en un asiento individual, aceptando que ese rincón de la noche tenía la vastedad de la angustia y la certeza de la llaga. Lloré, gemí, insulté.
Carajo con la angustia profunda que se me abría en abismos de miserias.

Para observar los paisajes del mundo me basta con estar aquí sentado, con su cuerpito frente a mi, a lo largo de la cama, con manos y boca ocultas invadiendo mi ego, dándome placer.
Detengo mi vista en su nuca, en la cascada dorada y taciturna de su pelo. ¿Cómo puede existir tanta belleza concentrada en lo que llamamos mujer? ¿Es éste atardecer más hermoso que ella? No. Ni los bosques, ni los arrecifes, ni los pájaros, ni los mares... Que sería de mis ojos si dejara de verla.
Su espalda deriva en cintura gacelada, y un mareo me tambalea al pasar por sus frutadas colinas. Le ruego que se quede así, alargada hasta la cornisa de las sábanas, para contemplar lo gentil de sus piernas, gradualmente angostadas hacia los pies, con deditos como pétalos abanicando el vacío.
-¿Qué sentís cuando te hago esto? -pregunta arrancándome de mis cavilaciones.

El grupo de alumnos de ese curso creció en amistad. Empezamos a planificar reuniones en casa de uno o de otro. Guitarreada, pizza, mate. Carina estuvo bastante ausente de esa nueva etapa grupal; por un lado me ponía mal, pero por el otro me consolaba, tal vez era cierto que no podía tener una relación, según ella los problemas familiares eran muchos, su hija le demandaba tiempo. Pero luego de unas cortas reflexiones volvía a la melancolía, eran excusas suyas, si una vez había visto que un hombre en coche la pasaba a buscar. Ella jamás había argumentado estar en pareja, pero tampoco era clara y no blanqueaba su vida.
Realmente me tenía loco, no entendía tanta contradicción. En sus ojos notaba algo de interés en mi, pero no había caso, no se decidía. En una oportunidad se me sentó al lado la chica más sexy del grupo. Carina, al verla, se me sentó al otro lado. Tuve mi momento de gloria porque el diálogo que a través de mí se generó entre ellas no solo fue delicioso, sino que estimuló mi ego. Era sabido que ninguna de las dos esa noche iría conmigo a la cama, sin embargo con la mayor sutileza femenina combatían a muerte con las palabras y los gestos para quedarse con el trofeo que yo representaba. Pero la realidad es dura y golpea fuerte, no era mi persona el punto de interés, se estaban batiendo a duelo y yo solo era el arma.

Me preguntas que siento.
Siento que floto en la nada, porque sólo en la nada puedo comprender semejante placer. Y que al tocar mi norte me das un punto de partida. Y desde ese punto tan pequeñamente gigantesco surge una capa que me envuelve entero, que me protege contra todos los males. Me siento un dios, si. Es increíble lo que puede tu húmeda tibieza, que me habla de otra manera, silenciosa pero vivamente. La siento ahí y no le temo a ningún ogro, a ningún dragón, a ninguna magia negra, me protege mi envoltura.

Siento que desde las profundidades abisales del primer mar surjo como pez sediento de aire, y doy bocanadas de ahogado, y me arrastro por la costa, y me brotan miembros y camino llenando mis pulmones, y llego a la llanura, y al incorporarme descubro que araño montañas para subir más, porque me brotan manos ante los ojos, y me toco y me descubro en dos pies que avanzan, que corren, que me depositan en un barco alado que me eleva hacia los confines y allá, más allá de todos los finales exploto en supernova, y se fragmenta mi yo, mi alter ego, mi super yo, y soy arrastrado hacia el agujero negro que aparece absorbiéndome hacia su dimensión, y al cruzar al otro lado descubro que el universo era tu boca y que la nada eras vos mi todo, y aferrándome a la sábana abro mis ojos, tiemblo lento, cedo tensión y, extenuado, quedo mirando el techo de éste, tu rincón en el mundo.

Terminé abandonando la clase. Cansado de tanto desearla decidí que lo mejor era alejarme de ella, ya no era yo, ya no razonaba ni comía ni dormía.
Pasé un par de meses más en continuada soledad. Mientras otros se divertían yo me perdía en viejos bares a leer. Nada de alcohol, no era lo mío emborracharme; litros de café hasta que los mozos empezaban a subir las sillas a las mesas en señal de inminente cierre. Entonces guardaba mis apuntes, cerraba mis libros y me entregaba a la noche, como un mal viviente se entrega a la ley. Estaba en un pozo y no escuchaba ni veía. Tres meses más así, polizón de los días, espectro de lo absurdo.

-No entiendo tus contradicciones –le digo parado frente a la puerta de su habitación..
Ella tiene una manera de hacer y deshacer -de ir sin saber adonde, de volver indecisamente- que ya me hartó, me retrotrae a los días en que sufría por no aceptar mis invitaciones. Y también me recuerda aquella otra vez que, ya siendo nosotros pareja, sin explicarme los motivos se reunió con el profesor en el edificio del centro de estudios, en un horario en el que no había actividades, sabiendo que ese hombre estaba interesado en ella. Nunca le pregunté nada, era inútil, su fuerte tendencia autodestructiva busca elementos de discordia, yo no estaba dispuesto a entrar en el juego.
Y al aparecerme de sorpresa esta noche en su casa descubriendo que tiene bolsos de viaje listos, siento que es el final; hasta allí estoy dispuesto a llegar. Carina es sensual, dulce, afectiva, de eso me enamoré; pero en su alma hay algo oscuro que jamás le permitirá ser feliz.
-Me voy de viaje unos tres días -me dice tomándome la cara con ambas manos y besándome con rara expresión- no pienses nada malo.
No le pregunto ni a donde ni con quién, pero tampoco me da explicaciones. Otra vez busca perder lo que tiene (le había ocurrido varias veces en su historia), lo nuestro ya está arruinado, es así y debo aceptarlo. Me tiro al piso y miro debajo de la cama.
-Pero ¿qué hacés? -me pregunta.

-Busco la felicidad -le respondo-, si estuvo en esta habitación, por algún lado debe andar escondida...

Luego de abandonar el curso, asomó otro verano. Diciembre, enero y llegó febrero. En marzo se cumplirían dos años que la pensaba, que la deseaba; jamás había tenido la oportunidad de estar a solas con ella, de decirle lo que sentía. Había decidido no verla nunca más, para que, si no quería tener relación conmigo. Pero un día algo modificó la situación.
Buscando datos de un conocido se cae de la agenda un pequeño papel: el teléfono de Carina. Me vinieron de golpe las náuseas de los dos años pasados al borde del abismo, buscando por todos los caminos tener una relación con ella. A punto de arrojarlo a la basura una voz interior me dijo: ¡Insistí una vez más!. Marco el número, suena, sigue sonando y a punto ya de colgar me contesta. Luego de los saludos formales, le pregunto:
-¿Algún día vamos a ir a tomar algo vos y yo solos?
-Si, hoy puedo.

(Nota: Teniendo en cuenta que a algunas personas le ha resultado confuso el juego de tiempo pasado-presente determinado por el tipo de fuente, pueden leer la historia de la siguiente manera:
Primero, los párrafos en negrita. Luego, los párrafos en cursiva itálica).

Escuchá "El sol no da de beber" de y por Silvio Rodríguez:

140 comentarios:

  1. Los duendes suelen hacer esas travesuras con las sillas en los cursos...

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Muy bonita y triste a la vez...pero bueno, de todas las experiencias uno aprende y sigue creciendo.
    De todas maneras mejor q no te hayas quedado con ella por mucho tiempo, porq te hubiera hecho mas da~o.
    Besos y me alegro q hayas vuelto!! Espero con ansias la siguente historia.

    ResponderEliminar
  3. Que de historias,llenas de tantos sentimientos..te descubrí hace poco,pero me quedo.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. - Una sonrisa y un perfume, combo perfecto. Besos. Ade

    ResponderEliminar
  5. A pesar de todo siempre es posible volver a intentarlo...

    Despuès de todo,como me ha dichouna querida amiga: "Lo que ya fue para siempre, puede cambiar. Siempre se puede volver, se puede probar."

    Y errantes,en la prueba,vamos por la vida...

    BESITOS DE FUERZA ;)

    ResponderEliminar
  6. Que sensación me tomó de golpe a recordar esos años, yo senti lo mismo que vos, al caer la dictadura, tenia 17 años y lo recuerdo asi.
    Me impacto.
    Tu historia me es casi vivida. Entiendes?
    Desdee el lugar de Carina.
    Que bueno fue leerla, uno descubre cosas del otro en otros.

    Te dejo un beso

    ResponderEliminar
  7. LA CANDOROSA, asi es, suelen en esos lugares habitar duendes de todo tipo. Saludos para vos también.
    ------------
    CRAZY GIRL, en realidad no me hizo ningún daño, sufrí durante los dos años que no quería salir conmigo, luego tuve mucho placer y fué muy lindo, el final era previsible, ella era muy inestable.
    Y para el siguiente relato falta bastante, espero que participes de las otras cosas que publico en relación a las historias. Beso.
    ----------------
    LUISA, cálidas palabras las tuyas, ojalá pases seguido por aquí. Saluditos.
    ---------------
    ADE, besos para vos.
    ----------------
    GABU, gracias por tu visita, me gustó lo que dijiste, errantes, asi vamos, si. Besito.
    --------------
    CECY, entiendo, claro. Y lo que decis me deja muy conforme, ese grado de identificación es maravilloso. Muchos besos.
    ---------------
    @NGELLUZ, ¿que puedo decirte Mi damita? es para mi muy grande el placer de llegar de la manera que vos me decis te llego con lo que escribo. Yo soy el agradecido, tengo mucha suerte de que estes entre mis lectores, cosa que no había imaginado al crear un blog, solo iba a contar historias y nada más, no suponía llegar a tener tanta comunicación con los visitantes.
    Y es un honor hacerte soñar.
    Van muchos besos en retribución.

    ResponderEliminar
  8. Plop! Me morí.
    Qué buena historiaaaa! Pero yo no creo en los intentos de recuperar algo que no fue. Doy vuelta la hoja y cierro el libro.
    Escribiste tan lindo que es cierto, uno se va sintiendo protagonista... pero de las cosas lindas! Qué viva, no? Jaja. Bueno, es que en realidad yo no tengo la personalidad de Carina y ya de sólo leerte estoy segura de que Carina no supo de lo que se perdió. Pero bueno, las cosas por algo son.
    Al final... fuiste ese día a tomar algo solo con ella? No me dejes con la intriga! Espero que no hayas ido porque me parece que Carina te histeriqueaba un poco. Algo así como "gataflorismo".
    Bueno, de verdad, me encanta cómo escribís. Me atrapaste como mosquito en telaraña.
    Mientras tus musas se ponen en acción seguiré bailando tango.
    BACI, STEKI.

    ResponderEliminar
  9. Navegante, ¡menudas historias! La verdad es que me has sorprendido gratamente.

    Las aficiones destructivas no sólo afectan a los que las llevan a cabo sobre sí mismos, sino también a quién aman a esas personas. Aunque no lo creas, este relato me ha hecho recordar muchas cosas que, afortunadamente, ya han sido superadas.

    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Bellísima historia, perfecta la estructura en su ir y venir.Disfruté leyéndote, tanto por lo relatado como por las palabras que usás,que a veces cayeron como violenta cascada sobre mí.

    Y yo pasé por acá a agradecerte el desopilante instructivo para recuperar la sonrisa...y me encontré con esta otra piel a la que volveré.

    Te dejo un beso sonriente.
    (Y yo tenía 26 cuando terminó la dictadura.Me llenaste de recuerdos!)

    ResponderEliminar
  11. Imposible, pero cierto...cada dìa escribes màs bello...


    abrazos y continùa deleitàndonos

    ResponderEliminar
  12. Querido amigo eres un gran poeta de tu propia historia en tan pocos años que tienes y has vivido tanto que bueno que tu vida no haya sido enbalde me da gusto y si muy pocos hombres saben distinguir un buen perfume,una bella sonrisa,y un caballero como tu no lo pasa deapersivido.
    Te mando un saludo muy grande y otra vez felicidades escribes muy bonito y estoy segura que a mas de 10 nos dejas con un buen sabor de boca con tus escritos

    ResponderEliminar
  13. Todo un mundo de historias encadenadas a un amor trunco. La nostalgia que te desvela se hace carne en tu texto.
    Cariños.

    ResponderEliminar
  14. Supongo que los cinco meses de gozo puestos en un lado de la balanza y los dos años al borde del abismo, deben nivelarse. No sé muy bien en qué lado de la balanza se colocan los tres meses siguientes a todo, llenos de café y soledad. Ésos deben pesar mucho. Tampoco sé si el amor compensa al sufrimiento, ni si se puede evitar, y aún pudiéndose no sé si yo lo evitaría. Supongo que el ser humano tiene algo de masoca.
    Me pareció una narración magnífica, como todas las que te he leído. Una narración que muestra el lado más femenino y masculino del hombre en buen equilibrio. Y una vez más, una mujer diferente a los estereotipos.
    Mis felicitaciones por recordar tan bonito el pasado, por mostrarlo tan en presente y por saber darle su sitio en el futuro. Al menos así me llega a mi tu relato más allá de la belleza de tu pluma.
    Mis saludos.

    ResponderEliminar
  15. STEKI, creo que no has entendido la forma en que presenté el relato. Tal vez se me fué la mano con la estructura alternativa y deba hacer un comentario aclaratorio como entrada.
    El último párrafo marca el final de la primera parte de la historia, allí Carina acepta salir conmigo, luego viene todo lo que está en fuente itálica.
    Resumen: lo que está en fuente normal es el pasado, lo que está en fuente itálica es lo que viene después. Si te confunde lee primero lo que está en normal y luego lo que está en itálica.
    Beso, disculpá mi locura literaria.

    ResponderEliminar
  16. MEDIA LUNA, sin duda he ofrecido un texto que confunde (mirá mi comentario en respuesta a Steki).
    Esos tres meses que mencionas entran dentro de los dos años. El último párrafo es cuando ella finalmente acepta salir conmigo y luego viene todo lo que está escrito en fuente itálica.
    Besos, mil disculpas por la técnica que usé.

    ResponderEliminar
  17. MELIBEA, entonces me alegro de saber de tu superación, a todos creo que en algún momento nos pasa de enamorarnos de alguien que al final nos hace daño, pero hay que saber salir, eso creo haber hecho yo.
    --------------------
    RAYUELA, veo que has entendido la estructura que utilicé, dijiste "ir y venir" es así, tal cual, hay alternativamente momentos del antes y del después, la fuente normal es el antes, la itálica el después. Gracias por tu visita.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. ARMIDA, una vez más quedo muy agradecido por tus palabras, besos.
    ----------------
    LUNA45, querida amiga ¿Pocos años yo? Algo debes haber entendido mal, si a mitad de los 80 ya rondaba los treinta años...¿que cuenta hiciste?.
    De todas maneras gracias, lo tomaré como un elogio.
    Y sobre tus halagos hacia mi ya no se como agradecertelo, mil besos amiga.
    ------------------
    LILIANA G, que redondo y contundente tu comentario, te lo agradezco mucho.
    ------------------

    ResponderEliminar
  19. Corazón te aseguro que si se contar 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 ya por que me canso(no te creas)no quiero que te ofendas por lo de la edad lo que pasa es que podremos tener todos los años pero nuestro corazoncito esa pequeña maquinita que mueve nuestros hermosos cuerpecitos SIEMPRE va a ser joven me lo dice tu forma de escribir por que tal parese cuando te leo que en lugar de leerte me lo estuvieras platicando no te preocupes por la edad mientras nos podamos mover a seguir que este mundo se va a acabar y que le vamos a contar a san pedro.

    Te mando el mas grande de los abrazos cuidate mucho que tengas el mas hermoso de los fines de semana y una GRANDISIMA LLUVIA DE BESOS

    ResponderEliminar
  20. LUNA45, creeme que no me ofendí, es difícil explicarse con palabras escritas. Solo me pareció que te habías confundido, más bien que sabras contar, no te ofendas vos tampoco.
    En medio del calor que está haciendo por la latitud sur, tu lluvia de besos viene fantástica. Es fresca como vos.
    Gracias amiga.

    ResponderEliminar
  21. Fuera como fuera Navegante, que la verdad sabía que era retrospectivo en algún punto, lo importante es que la balanza permanezca en equilibrio, y la tuya parece tener un arte especial para nivelarse. Enhorabuena por ello. No es fácil conjugar el amor y la realidad.

    ResponderEliminar
  22. MEDIA LUNA, siempre tan certeros tus comentarios, me alegro que hayas notado la retrospección en la que permenentemente se alterna la historia. Yo solo quería que a todos les quede bien claro el desarrollo contado.
    Y has dado una vez más en la tecla, mi historia es así en todas las historias que tuve: un nivel bastante equilibrado de felicidad y tristeza, dolor y placer. No lo hice yo, así salió simplemente.
    Suerte la mía de tenerte entre quienes comentan lo que cuento.
    Besos.

    ResponderEliminar
  23. Ups, tenés razón. Toda la razón. Claro que tenía bien identificado lo que estaba en itálica pero, al final, se me chispoteó!
    Eso me pasa por ponerme a leer en horas de trabajo, jaja. Es que no podía dejar la historia porque me atrapó.
    Perdoná vos mi distracción. ;)
    Que tengas un fin de semana excelente!
    BACI, STEKI.

    ResponderEliminar
  24. STEKI, todo bien, solo te corregí porque es mi obligación hacer que todos entiendan bien lo escrito. Se me dió por alternar dos tiempos distintos y se armó el lío, soy responsable, pero me salió así, ahora ya está.
    Besos.

    ResponderEliminar
  25. hermoso relato, aunque complicado para mí........será que no conozco de técnicas literarias.......pero bueno, siempre se aprende algo.......
    un abrazo

    ResponderEliminar
  26. ADRISOL, no hace falta entender nada en particular, yo ni siquiera soy escritor. simplemente la fuente itálica se ocupa de lo que ocurre despues y la fuente normal de lo que ocurre antes. Es cuestión de dejarse llevar nomás.
    Beso.

    ResponderEliminar
  27. la historia atrapa amigo.
    sin duda parece que cuanto más se nos niega lo que deseamos, más obsesivos nos ponemos en conseguirlo.
    Alguna vez, escuché una historia similar de boca de una amiga que era puro sufrimiento. Que las idas y vueltas con su amor, se hacían insoportables. Hasta que un día decidió ur a ver a una "bruja" de esas que saben de todo un poco,leen las manos, te tiran el tarot, hacen astrología, et etc...
    Cuando terminó en su búsqueda de tanta posible predicción para dejarla conforme le respondió:
    - las contradicciones de tu amante tienen su origen en una mancha oscura en su cerebro que le provoca perturbaciones que ni él mismo se da cuenta del dolor que provoca a los demás.
    Los diamantes para brillar deben ser tallados, pulidosm pues en su origen son todos negros.
    Pero, aunque no se pueda creer, cada tanto aparece un diamante que se talla y brilla en una pequeña porción y por más que el artista quiera continuar su obra y tenga buenas herramientas, esa parte oscura permanecerá así para siempre.
    Son enigmas de la naturaleza, misterios de la vida, que no se pueden resolver...al menos hasta ahora.
    besotes.
    buen finde!!!

    ResponderEliminar
  28. Navegante...sin ofender...ahi te salio el "XY"...para ustedes es tan facil desconectarse emocionalmente de alguien....se acabo, lo superaron y listo....Le ponen el ojo a la siguiente...Ojala pudiera ser asi...
    Pasare por aqui y opinare; cuenta con eso!

    ResponderEliminar
  29. Otro texto para leer y meditar. Relaciones conflictivas, quien no las ha tenido, negación, desplantes, falta de desición, quizás una manera de probar hasta cuando aguanta el otro, y cuando uno menos lo espera ahí esta todo dicho, y de probnto nos encontramos viviendo la historia más apasionante que nos pueda suceder, aunque creo que inconcientemente, sabemos que tendrá fín, porque cuando hay situaciones confusas, actitudes poco claras la relación solita se cae por su propio peso.
    A mi particularmente no me costó ver esa mezcla pasado_presente, y me pareció una buena tecnica, el texto esta como siempre muy bueno, nos mantiene espectante, otra vez te felicito.
    Un saludito y nos vemos pronto.

    anngiels

    ResponderEliminar
  30. Tus historias me hacen volar. Son una mezcla seductora de pasión, anhelos, promesas, urgencias, premuras, contadas de una manera cautivante.
    Un beso,
    Shanty

    ResponderEliminar
  31. Gracias por la recomendación de Cerati. Lo he añadido a la entrada y he conseguido la versión sinfónica. Es realmente buena.

    Besazos

    ResponderEliminar
  32. CRAZYGIRL, noto una contradicción entre tus dos mensajes, porque en el primero me dijiste textualmente: "mejor q no te hayas quedado con ella por mucho tiempo, porq te hubiera hecho mas daño".
    Creo que cometes el error de generalizar, no todos los hombres somos iguales así como no todas las mujeres lo son.
    A más de 20 años de esa relación aun la recuerdo con pasión como habrás comprobado en el relato. ¿Eso es pasar facilmente de una a otra?.
    Espero siempre tus opiniones, en el debate nos enriquecemos ambos, Besos.

    ResponderEliminar
  33. SUSURU, he disfrutado de todo tu análisis, es muy bueno tener tu analítica opinión en algo tan profundo como intento mostrar durante los relatos.
    Besos, sos siempre bienvenida.
    ------------------
    ANGELA, excelente visión has tenido con voz propia de este relato. Además, te noto más analítica, más reflexiva, y eso también me gusta de vos. Ambas, tu pasión y tu razón, son siempre esperadas por aquí, besos.
    -----------------
    SHANTY, vos sos una mezcla seductora de pasión, anhelos, promesas, urgencias, premuras... Tu presencia en este sitio mío embellece todos los rincones.
    Gracias por tus elogios y volvé siempre.
    Saluditos.
    -----------------
    MELIBEA, un gusto haberte sido útil, siempre que necesites algo del rock argentino del bueno recordá que estás ante la persona indicada (gesto señalando mi ego). Besito.

    ResponderEliminar
  34. Vengo a darte las gracias por tu buena onda, por tu don de gente, por tu amistad y por todo el aporte que me has hecho para enriquecer mi día. Y el collar de caracolas me lo coloqué inmediatamente recordando a Hernán Figueroa Reyes:

    "hoy te traigo de regalo
    un collar de caracolas
    con colores milenarios
    que he guardado para vos.

    qué lindo que es el amor
    después de haber
    trabajado al sol...."

    Abrazos!!!!

    Celebrando la Vida!!!

    ResponderEliminar
  35. Me encanto el relato! Me recuerda a un encuentro que tuve hace mucho tiempo atras con un amor del pasado, ambos nos dimos cuenta que habiamos cambiado con el tiempo (como es logico no?) lastimosamente nos dimos cuenta que la pasion de hace anhos atras tambien se habia esfumado (entre ambos) asi que cada uno siguio su camino nuevamente...pero bueno a veces vale la pena intentar nuevamente...me encanto la pasion que describiste... nos contaras si se encontraron? y que paso?
    un beso,
    Pd, no tengo la n con rayita(~) ni acentos :(

    ResponderEliminar
  36. Te invito a retirar tu premio si es que asistististe al Baile de Máscaras.
    Gracias,
    besos

    ResponderEliminar
  37. Ese amor bicóncavo, que apuntala momentos y desangra emociones.
    Es desmedida pasión, nada recomendable, pero urgente y vital cuando se ama sin métrica.

    Tremenda Carina, que se da, pero no se deja amar.
    Besos :o)

    ResponderEliminar
  38. Buenas tardes cielo escribes muy lindo, deseo estes bien y espero que disfrutes de esta semana que esta por comensar,un abrasito para ti.

    ResponderEliminar
  39. No lo puedo creer, estoy deslumbrada, esta otra piel me ha resulta un blog encantador. el contenido y los escritos son para vestirse con ellos. un cariñoso saludo desde Chile.

    ResponderEliminar
  40. SUSURU, gracias por todo.
    --------------------------
    PATRICIA, según me parece ver no has entendido bien el relato, la Fuente Itálica cuenta los momentos que vinieron luego de lo que se relata en Fuente Normal. Nada da a entender que haya una posibilidad de encuentro nuevo, el final es concluyente. Me gustaría que me digas porque supones que nos volvimos a encontrar. Beso y gracias por tu visita.
    --------------------------
    DHANAEV, gracias por tu comentario, es correctísimo.
    --------------------------
    ROSSY, muy gentil tus palabras y grata tu visita, abrazo para vos también.
    --------------------------
    MAGAOLIVEIRA, gracias por tu elogio, ojalá vengas seguido por aquí. Además tu nick es promesa de buenas críticas. Beso trasandino.

    ResponderEliminar
  41. Querido Navegante, me has dejado con la sensibilidad a flor de piel. Leerte es un placer en todo aspecto, pues me hacés recrear momentos y vivencias propias e imaginar otras, con tanta ternura y tanto cariño!
    Me parece perfecto el uso que hacés de los párrafos en itálico y en letra normal... es como un vaivén de los sentidos que se acopla perfectamente a un alma soñadora como la mía.
    Es un verdadero placer leerte.
    Te dejo un abrazo sincero

    ResponderEliminar
  42. PATRU, gracias por lo que decis y por haberte dejado llevar por ese vaivén que propongo con el cambio de fuente, un vaivén que va de un tiempo anterior al otro posterior.
    Un placer tu visita, volvé, besos.

    ResponderEliminar
  43. Hermosa historia, yo noté lo del "vaivén" cuando leí lo que titula esta historia, tu relato me hizo acordar a María Iribarne de "El tunel" de Ernesto Sábato, esa mujer cuya sola presencia lo enloquecía pero que estaba rodeada de una nube de misterio, siempre con secretos, nunca se daba a conocer por completo (o al menos eso creía Castel) y por todas sus indecisiones y frases a medias terminó por matarla. Me alegro que tu historia no haya terminado así =) y todo ese misterio que poseía creo que hizo de la relación algo interminable, porque nunca terminaste de descifrarla.
    Besos

    ResponderEliminar
  44. STEPHI, Que buena lectora tengo en vos, y comparas a Carina con ese personaje de Sábato, que honor. Tu comentario es bellísimo, me encanta leerte. Es cierto, ella fue un misterio, pero no soy de volverme loco, aunque sufrí supe alejarme en el momento justo. Besos, volvé pronto.

    ResponderEliminar
  45. Vine a devolver tu amable visita... Madre mía que historia.
    Volveré amigo.
    Un beso,
    Natacha.

    ResponderEliminar
  46. Hola Navegante del alma, gracias por tu comentario en mi blog, ya te linkié para darte seguimiento, sos invitado a hacer lo mismo y nos perdamos la ruta de las palabras para seguirnos leyendo...

    Un fuerte abrazo, cuidate mucho.

    ResponderEliminar
  47. Hola guapo como estas:
    ¿por que no me has visitado?
    me faltas tu echale un ojo

    ¡¡¡te espero!!!(me senti como insinuacion) pero si te espero

    ResponderEliminar
  48. NATACHA, tu visita también es amable, espero que vuelvas, besos.
    ---------------
    ELE DE LAUK, saludos para vos también.
    ---------------
    NATALIA, abrazo para vos también.
    ---------------
    LUNA45, pero... ¡Si te visito permanentemente!
    Allí voy, besos.

    ResponderEliminar
  49. Gracias por pasar por mi humilde rincón y por tus palabras :)
    Me gusta cómo escribís! fue como estar ahí con vos todo el tiempo..
    Sin duda voy a seguir pasando por acá.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  50. LIN, que palabras tan especiales las tuyas, gracias por el elogio, muchos besos.

    ResponderEliminar
  51. P.D: jaja me faltó contarte que amo escuchar Silvio Rodríguez! ..otro punto a favor :)

    ResponderEliminar
  52. Hay personas que llegan a nuestra vida y se quedan para siempre.
    Hermosa historia que nos compartes, estimado amigo; estupenda narrativa que nos atrapa de principio a fin y siempre nos quedamos con la sensación de querer más.
    Recibe un abrazo cálido desde este lado de la cordillera.

    ResponderEliminar
  53. Corazon estabas enfermito(disculpame no lo sabia)pero si me hacias falta que vieras mi blog,

    Ya vez la lluvia de besos que te mande te hizo daño jajajajaja se te hiso tan fresca que te resfriaste.

    Enserio cariño espero que te alivies y cuidate mucho,y si una lluvia de besos te enfermo te mando otra mas grande para que te alivies.....

    ResponderEliminar
  54. LIN, que lindo es coincidir con vos.
    -----------------
    MARYSOL, hermoso es recibir comentarios como el tuyo, gracias. Y saludos a la gente linda de tu hermoso país.
    -----------------
    LUNA45, tus lluvisa son todas buenas, ninguna enferma. Besos.

    ResponderEliminar
  55. Gracias por pasarte! se que pasaste hace mucho, pero contesto ahora. Los nuevos links estan ahora en mediafire, por aclamación popular. Pronto subiré los viejos tambien... Ahora apasear por tu blog, a ver que cosa hermosas me encuentro. UN ABRAZO!

    ResponderEliminar
  56. "Una canción, un perfume y una sonrisa son más que suficiente para paralizar un alma errante."
    Me encantó esa frase.

    Ya no sé que más decir sin repetirme...evidentemente tenés el don (que sincera y sanamente envidio) de convertir en poesía pura cada encuentro amoroso que has tenido.
    Maravilloso, de veras.
    Un beso

    ResponderEliminar
  57. creo que todos hemos vividos esos amores imposibles...

    hombre, pero qué rico sufrimiento! esa gente que te deshace por completo, en el momento es horrible, pero luego te das cuenta que sentir de esa manera es bello. no sé tú, pero yo después de recuperarme les agradezco el sufrimiento... seré masoquista?
    un beso

    ResponderEliminar
  58. A mi me gustaria que alguien algun dia escriba asi sobre mi :)

    ResponderEliminar
  59. GOGO, salud, abrazo.
    ---------------
    JULIANA, gracias, lo que dijiste está entre lo más bello que me han dicho, besos.
    ---------------
    GRETTEL, si ese dolor viene por una pasión, es invevitable. Pero si se lo busca, ahi tal vez sea masoquismo. Yo nunca lo busqué, sufri naturalmente, pero en cuanto puede, me alejé para que no se hiciera costumbre. Es mi simple opinión y no es más que eso. Besos.
    ---------------
    MECHI, bienvenida. Tal vez escriban asi para vos algún día, tal vez lo han hecho y no lo sabes. Si te sirve, te cuento que ninguna de estas personas saben que escribí todo esto pensando en ellas. Besito, volvé.

    ResponderEliminar
  60. Hola... ¡Qué lindo blog acerca del amor, los aprendizajes y las relaciones de pareja! Es un tema sobre el que tanto hay para escribir...! Yo estoy viviendo algo parecido pero a la vez distinto. Comparto contigo la magia del amor.

    Un Beso.

    Lolita

    ResponderEliminar
  61. Que bueno es esto de pasar por aca, leer tus historias verdaderas que son buenísimas quizas por ese mismo motivo. Me atrapó como otra que leí hace un par de entradas atras ...
    Carina es una mujer como cualquiera, con sus problemas, inseguridades, es madre, estudia, (bueno ponle tiempo pasado)
    No todas las relaciones son fructiferas ... pero seguramente son inolvidables... como siento que lo cuentas!!!
    Nadie cuenta una historia que no le haya afectado verdad???
    Me hubiera gustado que ella te leyera!!!
    Besos llenos de luz cielo!!!
    Pasa un bello martes aunque lluvioso pero bello!!!

    ResponderEliminar
  62. qué tal? con esta tarde lluviosa, me vine a visitarte, pues no sólo tu relato es maravilloso y atrapante, sino que además me detengo en las opiniones de las lectoras y muy pocos hombres (estos se esconden a la sensibilidad, y no saben lo que se pierden!!!)y por ahí leí algo de las intensidades muy fuertes, como la que aparece en este relato.
    Y entonces paso a ser reiterativa en lo que dije en mi primera opinión. Los diamantes que no pueden ser terminados de tallar y quedan con sus partes oscuras, encierran enigmas como las personas mismas. Y son esas personas semejantes al diamante que cuando aman lo hacen con una intensidad muy diferente al común de los "normales". Allí radica la dificultad para desapegarse y las ganas de repetir esos momentos intensos, que no se logran fácilmente.
    No hay masoquismo en buscar aquello que más nos produce placer, porque además quedó grabado en nuestro cerebro en nuestra piel.
    Acaso: no somos todos nosotros los que intentamos revivir los instantes de mayor placer? esos instantes orgásmicos irrepetibles?
    Y sin juzgar, pues a Carina la conozco sólo por la historia, me imagino , que su lado oscuro no es conciente de lo que provoca, y tampoco es responsable.
    Ante una situación así la única salida posible y sana lo mejor es el alejamiento con todo el dolor que este pueda provocar.
    Se hará mejor o peor el duelo. Se extrañará, Pero también deja marcas que son indicadores a futuro para estar alertas.
    Y con respecto a Carina, guardar los mejores recuerdos como un tesoro, y no desearla más, en mi opinión es la mejor conducta para una situación como esta o similar.

    Uyyy qué largo mi comentario!!!! disculpame,,,,,con la lluvia me extendí.

    besos y abrazos.

    me fascina Silvio, más sus letras que su voz,

    ResponderEliminar
  63. Me hacés poner colorada, che.
    Qué decirte? Enormes gracias por pensar eso de mí. La verdad es que me gusta llegar a la gente y, a veces, me sorprendo de mí misma.
    Gracias, gracias, gracias, amigo.
    Te quiero mucho.
    BACI, STEKI.

    ResponderEliminar
  64. LOLITA, gracias por tus palabras. Yo pienso que todos vivimos cosas parecidas pero distintas a los demás, asi es la vida.
    Besos.
    ----------------
    SOL, y es muy lindo que pases por acá.
    A mi también me gustaría que ella leyera lo que escribí, en esa época no se me daba por la escritura, sería una sorpresa enorme ya que ni se debe imaginar que ahora escribo, y recordándola tanto, besos.
    ----------------
    SUSURU, tu comentario no es del todo redundante, agregaste cosas valiosas, yo te lo agradezco mucho.
    Estoy de acuerdo con vos, ella no era conciente del dolor que provocaba con algunas actitudes, y creo que tampoco era conciente del placer que generaba en un hombre, a mi me llevó a las nubes y más allá. Guardo los mejores recuerdos.
    Y no importa lo largo del comentario cuando está bueno.
    Besos, gracias por la visita.

    ResponderEliminar
  65. Me vas a disculpar, mi querido argentino, que llegue algo tarde a este prodigio. Ya sabes, tengo la mejor excusa posible: la dedicación exclusiva a mi hija recién nacida, el intento por acostumbrarme a tanta luz que emana de su mirada.
    Así que, nada, querido amigo, llego tarde, pero lo hago a estas palabras de "la unión perfecta de una sonrisa y un perfume", "su pelo comienza a interrumpir intermitentemente mi visión de la luna", "charlas aisladas", "rumbos fatigados de la amargura", "no podía dejar de pensarla así como no es posible evitar la circulación de los planetas", "la certeza de la llaga"...¿Se nota ya que me elevó tu relato?
    Se revuelven mis interiores, hubo en mi vida tibios amparos que me hicieron gozar y sufrir (más lo segundo, pero todo nos hace soñar y crecer). Los hubo... y volvieron leyéndote.
    Y, bueno, recuperar la canción de Silvio y darle sentido a ese "toma de mi todo, bébetelo bien". No puedo más que agradecerte este relato, por lo narrado en él y por la forma tan sublime y mágica en que ha sido contado.

    Un abrazo, mi querido argentino.

    ResponderEliminar
  66. "A los tristes amores malnacidos y condenados por su rebelión"....ohhhhhhhh, continúo escuchando esa canción.

    ResponderEliminar
  67. JUANMA, ningún prodigio es mayor que el de la mirada de un hijo recién nacido. No deberías dar excusas por una felicidad que no se compara con un simple evento como lo es este blog.
    Lo mejor para vos y los tuyos, abrazos.

    ResponderEliminar
  68. Estas relaciones peligrosas y destructivas son las que nos gustan a la final y siempre me he preguntado el porque?
    Ellas nos dejan una gran marca, como un estigma pero como deseamos volver a vivirlas!!! en el fondo se nos olvida el motivo de terminarlas, deseamos revivir lo bueno de ellas y al caer otra vez en ese vicio, nos duele como el primer día....

    Son de esos círculos que nunca cerramos nunca!!!
    Un beso navegante, valio la pena llegar hasta ahora!!!

    ResponderEliminar
  69. LA TIGRITA, tal vez ocurra que la pasión cuando es intensa no permita ver otras cosas, las negamos porque los placeres son muy grandes. En mi caso supe hacerme a un lado a tiempo y quedó un lindo recuerdo, el tiempo es un filtro, muchas veces anula lo feo dejando lo lindo.
    Besito para vos también.

    ResponderEliminar
  70. Y además con Silvio de fondo, estoy encantada! jajaj

    ResponderEliminar
  71. Pilar:
    y yo encantado, de tenerte por aquí, saluditos.

    ResponderEliminar
  72. Hola navegante del alma.

    Espero que veas mi comentario estoy repondiendote a lo de blogger.

    Estoy muy triste ya no esta Armida tu sabes que heramos como hermanas ya no me responde y su foto desaparecio que esta pasando no se.

    ahorita batalle para habrir tu blog por fa no vallas a desapareser tu tambien.

    Cuidate mucho y vamos a tratar de estar mas en contacto por lo visto ya perdi a una grande amiga no te quiero perder a ti. Besos♥

    ResponderEliminar
  73. TEDEJE UN REGALO EN MI BLOG PASA A RECOGERLO POR FAVOR.

    BESOS CARIÑO

    ResponderEliminar
  74. Que importa el orden, los factores, si el tiempo fue tuyo, si el sentir a flor de piel cabe en cada letra, logras atrapar con la historia, emocionas, un relato impecable, con algunas trampitas gramaticales.

    Gracias por estar recorriendome... un mimo a mis alas.

    cariños.

    ResponderEliminar
  75. Cynthia, mas gracias por tus elogios y comentario. Me encantaría tu visión sobre esas trampitas gramaticales que según vos puse en este relato.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  76. Holaaaaa, me fascino este escrito; la historia que relatas es muy parecido a algo que me paso en colegio, claro que al reves, despues de años lo encontre, y me conto que el me queria cuando estabamos en el colegio, la verdad es que yo jamas me di cuenta, y bueno,.... lo demas es mas o menos parecido, leer tus escritos siempre me lleva al pasado, tenemos vidas parecidas
    Besos siempre
    Janeth

    ResponderEliminar
  77. Janeth:
    Gracias por visitar esta publicación, es muy lindo sentir que el sitio que uno hace es recorrido en su totalidad.
    Me alegra compartir vivencias con vos, situaciones mas o menos, todos tenemos historias similares.
    Besos.

    ResponderEliminar
  78. ¡¡HOLA NAVEGANTE ,TE AGRADEZCO LAS PALABRAS HACIA MI PERSONA EN LA CASA DE GENI,GRAN MUJER Y A LA QUE ADORO.
    BESOS MI CAPITAN .MJ

    ResponderEliminar
  79. MaJosé:
    Estoy confundido ¿Capitán o General?.
    Bueno, es lo mismo, usted ordene nomás.
    Besos.

    ResponderEliminar
  80. Preciosa historia navegante,hay amores que se quedan en el alma para siempre.Un beso fuerte desde España

    ResponderEliminar
  81. Hermosa historia, con un final ... feliz?
    me has atrapado en tu escritura.

    sigo leyendote =)

    ResponderEliminar
  82. ¡Hola! Veo que sigues repostando. He venido a saludarte, pues ya había leído el relato.

    Un abrazo. Que estés bien :)

    ResponderEliminar
  83. un besito de buenas noches para ti y que estes muy bien

    ResponderEliminar
  84. Luciernagadeluz:
    Gracias por la visita, asi es, comparto tu comentario, besos desde acá.
    -------------------------------
    Dulce voz:
    Algunos lectores se han confundido con la manera en que expuse esta historia. Tal vez tomaste por final la parte que dio comienzo a la relación, luego viene el final definitivo.
    La fuente itálica indica lo que viene después, aún estando alternada.
    Besos.
    ----------------------------
    Melibea, Estrellita:
    Gracias por la visita. Besos.

    ResponderEliminar
  85. pero cuanta popularidad jaja
    me encanta, y es por algo no, tus historias son realmente buenas
    me gusta como matizas, como entrelazas lo que pasa con lo que sientes.
    te confieso que no soy amiga de historias tan largas, me distraigo facil, pero esta estuvo precisa.
    un beso

    ResponderEliminar
  86. ¿ME preguntas que siento?
    -Eso es algo que no puedo responder, solamente lo puedo sentir y demostrar-

    Suena raro pero...¡Cierto! muchas veces se nos queda el perfume,la sonrisa, La esencia, y la musica que ocasiona en nuestro corazon esa persona.

    Es una muy buena historia.
    y a mi punto de vista, es uno de esos tantos motivos por el cual los huesos se desintegran ante tanto dolor.

    Pero bien lo dice, cuando estas en ese momento:que el mundo cambie y gire de revés mientras dure el momento, que pase lo que tenga que pasar.

    Me pongo de pie ante tremenda Obra.
    ¡Felicidades!

    ResponderEliminar
  87. Ahhh, ya me parecía que yo ya conocía esta historia. Me vi por ahí en los comentarios, jaja.
    Igual, me encanta volver a leerte porque yo me paso la película de nuevo.
    Beso para vos, amigo que navegas por mi alma.
    STEKI.

    ResponderEliminar
  88. Navegante, he vuelto a disfrutar este texto que has narrado encadenando el tiempo...es precioso...uno puede sentir que en ciertos puntos es su propia historia, mientras acompaña Silvio, como si fuese la banda sonora de una película, cuyo guión no es ficción. Es una historia de amor, real y posible.

    Excelente, le pondría yo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  89. Me he quedado pegada ahsta el final....

    extrañaba tus historias amigo... siempre e invariablemente causan en mi un efecto estremesedor! =)

    Un beso

    ResponderEliminar
  90. Me costó ir hacia adelante y hacia atrás en el tiempo, hasta que me adapté.
    Que pasó después de ese corto viaje del que no daba mayor explicación?
    Lo que no me gustó de la historia es que siempre se percibio su amor por ella y no a la inversa a pesar de con ella descubrió que existen cuerpos que han sido hechos el uno para el otro!
    Es una sensación, tal vez errónea.
    Adoré su llamado el día que estuvo casi a punto de arrojar ese número de teléfono.

    ResponderEliminar
  91. Rochitas:
    Es que no escribo complacientemente, si hay una exigencia hacia el lector... pues bien, que así sea.
    Disculpe ¿cual corto viaje? No tengo tiempo para leer historias largas, jejej, y no lo recuerdo.
    Respecto de si ella estaba o no enamorada de mi, creo que hay unas cuantas pistas, le dejo una: "Me siento objeto, no me disgusta porque sé que está comenzando a enamorarse de mi y yo muero por ella". Si, ella llegó a estar enamorada, mucho. Tal vez solo quise aquí dejar constancia de lo que yo sentí, al menos es lo que me salió al momento de escribir la historia.
    Al menos usted se dio cuenta que en itálica está lo que ocurrió después y en negrita lo que ocurrió antes. Podría leerse asi: primero todo lo de negrita y luego lo de itálica.
    Le dejo un beso, en la mano, claro.

    ResponderEliminar
  92. "Me voy de viaje unos tres días -me dice tomándome la cara con ambas manos y besándome con rara expresión- no pienses nada malo.
    No le pregunto ni a donde ni con quién, pero tampoco me da explicaciones"

    Mereció dos leídas y la segunda fue de hecho utilizando la técnica que me mencionó ...
    Con el siguiente post dedicado a la misma persona me quedó claro que el sentimiento era mutuo. Lamento que la previa haya sido de dos años para luego tener un disfrute de 5 meses, aunque la duración en el tiempo tenga poco que ver con la duración real.
    Yo tampoco escribo complacientemente, de hecho me han cuestionado mucho tanto existencialismo, y me respondo "es lo que hay", es mi blog, lo que me pasa, lo que siento, lo que pienso, lo que vivo, lo que recuerdo y no voy a cambiarlo para sumar público idoneo ;)

    ResponderEliminar
  93. Rochitas:
    He notado que tampoco usted escribe complacientemente.
    No me queda claro el porqué de la mención a ese párrafo conel que inicia el comentario. Lamento no le haya resultado comprensible lo de los sentimientos de ella hacia mi, pero sin que se ofenda ha sido usted la única que me lo preguntó. Como le dije, hay muchas pistas durante el escrito que indican que ella también estaba enamorada.
    De todas maneras, como usted dice sobre lo suyo: Es lo que hay.

    ResponderEliminar
  94. Lleno de sentimientos.Precioso
    Tengo mucho que leer por aquí

    ResponderEliminar
  95. Mayte:
    Poné tus preciosos ojos por todos los rincones que gustes. En este sitio siempre hay una silla para que te pongas cómoda.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  96. Guauuuuuuuuuuuu !! mortal !!, me arrastró este relato y me sentí muy identificada con cierto párrafo, exacto.
    Solo eso, excelente Sr lo suyo.
    Beso.

    ResponderEliminar
  97. Marina:
    Con comentarios así, da gusto seguir escribiendo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  98. Roch said: Que pasó después de ese corto viaje del que no daba mayor explicación?

    Navegante said: Disculpe ¿cual corto viaje? No tengo tiempo para leer historias largas, jejej, y no lo recuerdo.

    Roch searched: Me voy de viaje unos tres días -me dice tomándome la cara con ambas manos y besándome con rara expresión- no pienses nada malo.
    No le pregunto ni a donde ni con quién, pero tampoco me da explicaciones"

    Navegante said: No me queda claro el porqué de la mención a ese párrafo con el que inicia el comentario.

    Roch said: Con el siguiente post dedicado a la misma persona me quedó claro que el sentimiento era mutuo.

    Navegante said: Lamento no le haya resultado comprensible lo de los sentimientos de ella hacia mi, pero sin que se ofenda ha sido usted la única que me lo preguntó. Como le dije, hay muchas pistas durante el escrito que indican que ella también estaba enamorada.

    Para mí está clarísimo!

    ResponderEliminar
  99. Rochitas:
    "...Y al aparecerme de sorpresa esta noche en su casa descubriendo que tiene bolsos de viaje listos, siento que es el final..."

    ResponderEliminar
  100. Querido navegante:
    Cuánto me había perdido al contestar opinando en porcentajes de amor sin leer todo esto de Carina.Qué necia...no haber leído esta pasión.
    Me emociona lo que dices. Tu placer , tu dolor.
    " siento que floto en la nada porque sólo en la nada puedo comprender semejante placer ..." mmmmmm!!! ¡¡puedo sentir eso!!.

    "Siento que desde las profundidades abisales del primer mar surjo como pez sediento de aire, y doy bocanadas de ahogado, y me arrastro por la costa, y me brotan miembros y camino llenando mis pulmones, y llego a la llanura, y al incorporarme descubro que araño montañas para subir más, porque me brotan
    manos ante los ojos, y me toco y me descubro en dos pies que avanzan, que corren, que me depositan en un barco alado que me eleva hacia los confines y allá, más allá de todos los finales exploto en supernova, y se fragmenta mi yo, mi alter ego, mi super yo, y soy arrastrado hacia el agujero negro que aparece absorbiéndome hacia su dimensión, y al cruzar al otro lado descubro que el universo era tu boca y que la nada eras vos mi todo, y aferrándome a la sábana abro mis ojos, tiemblo lento, cedo tensión y, extenuado, quedo mirando el techo de éste, tu rincón en el mundo"

    Esos fragmentos...¿¿cómo diablos haces para escribir así??...Si fueras actor te diría que sobreactúas pero sobreactuar en tu texto es lo único que puede conectar con nosotros con esa naturalidad, ese flash instantáneo que me mandas es fascinante.
    Carina a lo mejor fue a lo mejor tu gran amor ese que se busca siempre y se idealiza a veces que hace que uno y uno no sea monógamo porque no lo encuentra.
    Besos....muchos !

    ResponderEliminar
  101. Antoniatenea:
    Publico las historias luego de ver si lo que escribí está en relación directa con lo vivido, desde lo emocional digo.
    Mi relación con esa chica fue muy erótica y así resulta el texto. Sufrí porque estaba loco por ella, pero no fue mi gran amor, solo una gran pasion. De todas maneras hubo un momento en el que realmente estuvimos los dos enamorados y creo que eso también quedó reflejado en el texto.
    No tengo idea de lo que es ser actor, ni tampoco de donde salen las ideas al escribir (ni las buenas ni las malas).
    Besos agradecidos.

    ResponderEliminar
  102. Esos momentos vividos,siempre permaneceran en nuestra piel como espinas dulces de arrancar

    ResponderEliminar
  103. Menuda historia…. Apasionada .
    El amor es así, viene y va, siembra dudas, no hacer ser indecisos. El amor es para disfrutarlo cuando aparece, a veces no hay que cuestionarse nada, solo disfrutarlo. Cuando hay amor y respeto todo vale y si el amor se termina… mala suerte, seguro que pronto llegara otro.
    Me ha gustado mucho esta historia contada en dos tiempos. Tu sensibilidad se queda en tus letras.
    Un bessito

    ResponderEliminar
  104. wuaoooo, creo que me perdi una o dos veces, entr el paseo en el coche y las veces que te encontre por ahi en medio de la lectura, un abrazo graciaspor tenerme presete, ¿¿¿¿ aun te recuerdas demi ? jajajajajaja besitos muac

    ResponderEliminar
  105. la_gaviota:
    Hola!! como va tanto tiempo?
    Nos perdimos mutuamente, pero claro que te recuerdo, y muy bien, con afecto.
    Gracias por tu visita, besos.

    --------------

    MEN:
    Que linda tu llegada a mi blog en este año, sos de esas lectoras que vale la pena tener, gracias por leerme, por tu paciencia para las historias largas.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  106. Así es el tren del amor, te lleva sin cesar al viaje del placer y del dolor, pasajero o eterno.

    Saludos, feliz entrada de semana.

    ResponderEliminar
  107. Mi querido Navegante, gracias por el maravilloso regalo.Me gustan las historias en flash back y tú eres un experto en ellas.
    Navegante,he de partir durante un largo tiempo,pero te llevo en mi corazón.
    Millones de besos.

    ResponderEliminar
  108. Morgana, mi querida guerrera:
    Vos me llevás en el tuyo y te quedás al mismo tiempo en el mío.
    Hasta cuando vos lo dispongas, ahí estaré a tus órdenes, siempre.
    Besos grandotes.

    ResponderEliminar
  109. Eva:
    Bienvenida, y claro... así es.
    Buena semana para vos.

    ResponderEliminar
  110. En mi casa tienes una cosina para ti, con mi cariño especial. Disfrútala a tu manera.

    Un bessito

    ResponderEliminar
  111. ¡Me encantó la historia! Aunque he de reconocer que me trajo recuerdos a mi cabecita que no deseaba...
    Cinco hermosos meses para ti, para mi fueron ocho..., y como tú le sigo recordando.
    En fin…, que yo en tu lugar también hubiera cortado, cuando una relación se vuelve tortuosa no merece la pena seguir…, es mejor quedarse con los buenos recuerdos y que la vida continúe su curso…

    Besitos.

    ResponderEliminar
  112. Campoazul:
    gracias por tu comentario.
    Lo que decis confirma el hecho de que hemos (los humanos) vivido cosas similares, la pasión nos lleva a ese elemento en común.
    Que hables de cosas similares que te pasaron me da la tranquilidad de saber que nos pasa a todos lo mismo. Y que aquellos que ven algo malo en ello, es simplemente porque no lo han vivido.
    Beso grandote.

    ResponderEliminar
  113. Me preguntas qué siento. No he podido dividir el texto, ya vine anoche a leerlo. Y me deja sensaciones, hasta sabores en el los ojos. Es lo que siento. Es un texto provocador, es decir , me deja tras historias no contadas...

    Un placer conocerte, Navegante. Saludos muchos.

    ResponderEliminar
  114. Luna, no se si comprendo del todo lo que me comentas, de todas maneras es un gusto que estés por aquí.
    Saludos para vos.

    ResponderEliminar
  115. Una historia tan vívida como llena de sentimientos y sensaciones. No puedes quedar impasible cuando lees..

    Un verdadero placer leerte Navegante.

    Un beso

    ResponderEliminar
  116. "Me preguntas qué siento". No he podido dividir el texto, ya vine anoche a leerlo. Y me deja sensaciones, hasta sabores en los ojos. Es lo que siento. Es un texto provocador, es decir , me deja otras historias no contadas...

    Escribir en una Net, no es nada fácil...Lo de dividir el texto, lo señalás vos como sugerencia para leer. Lo intenté, pero me gustó más sin divisiones. Y lo de otras historias no contadas, las que seguramente hay y que dejas al lector imaginar.

    Un placer regresar.

    Saludos y linda noche.

    ResponderEliminar
  117. Lisebe:
    Muchas gracias amiga, muy motivadoras tus palabras, un beso.

    -------------

    Luna:
    Ahora lo tengo más claro, lo que ocurre es que mucha gente no había entendido el juego pasado-presente según el tipo de fuente, por eso me sentí obligado al comentario final. Me alegra que te guste leerlo como está escrito, así fue mi idea original.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  118. Hola amigo un placer venir a visitarte, me parecio que no habia leido esta historia, y si la lei, y me acuerdo por que la vivencia es muy parecida a una que vivi en aquellos años de juventud, que bonito volver y recordar...un beso amigo

    ResponderEliminar
  119. Janeth, querida amiga, como siempre un placer recibirte por aquí, hayas leído ya o no.
    Otro beso para vos.

    ResponderEliminar
  120. Atrapante historia para crecer. Muy buena y narrada magníficamente. Bella y nostalgiosa, triste, pero con las cosas propias de la vida.
    Es un lujo leerte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  121. Alma: gracias, siempre tan buena conmigo, un gusto que vengas por acá.
    Abrazo para vos.

    ResponderEliminar
  122. Me gusta cómo lo relates, cómo te paras en los más mínimos detalles, cómo no te quedas en lo superficial...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Misteriosa amiga de azul, muy bello tu comentario, realmente lo agradezco con muchos besos para vos también.

      Eliminar
  123. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  124. Ahora entiendo cuando me dices aquello de que la gente no se esmera como antes en analizar y comentar. Tenías razón, antes era mucho mejor que ahora. Para bien o para mal yo en 2009 no tenía casi seguidores y tampoco comentaban, así que no puedo echarlo de menos, pero me pongo en tu lugar y es obvio que lo hagas. Supongo que la gente ahora tiene prisa y comenta para hacerse notar. Un beso, me tendrás por aquí a menudo, ojos tristes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paloma, agradezco tu interes en revisar todo aquello que te comento.
      Un beso.

      Eliminar
  125. Alguien que anda por ahí5 de junio de 2017, 8:23

    No hace falta, ese flash back es genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que lo entiendas y que te guste. Saludos.

      Eliminar
  126. Que linda historia Navegante. Momentos vividos y disfrutados que alegan los años de la madurez. Como dice una vieja canción: "Lindo haberlo vivido, pa`poderlo contar..."

    Un abrazo, me encanto-.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  127. Hola Navegante…

    Sigo explorando este valle de letras, con sumo cuidado de no profanar las raíces de su vegetación con mi andar descuidado, pues entre ella, crecen las flores que tanto han cautivado tu mirada…, derredor enlazado al paisaje, nacido para abrazarte…
    Aquí, no sé porqué he recordado una novela que leí… uff!, creo que en mi adolescencia, 14, o 15 años, podría tener, por eso se me pierde la información de ella, en el recuerdo, “No encontré rosas para mi madre”, de José Antonio García Blázquez, si no ando confundida, estaba escrita entrelazado el presente, con el pasado. También en esa novela el protagonista tenía un perfil tormentoso, como Carina en tu historia de hoy… personalmente me ha cautivado la extruda que has usado, y como siempre tu estilo de prosa, tan sutil en sus toques liricos, me engancha en su lectura…
    Gracias por este trocito de ti…
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Antoñi, en primer lugar agradecerte el que vayas recorriendo el sitio para leer, la mayoría no lo hace y se queda solo con la última publicación.
      Luego decirte que como siempre todo lo que decis me nutre y yo te pediría que no te sientas incómoda si no estás de acuerdo con algo, se nota ese cuidado que pones en no hacer sentir mal al otro, en tu caso no hace falta, ya nos vamos conociendo.
      Finalmente pedirte me aclares un poquito eso de "extrudar" ya que es un término que no usamos por aquí... ¿algo así como moldear o modelar? En ese caso tampoco me queda claro, pero como todo lo que decis me sirve, quisiera tenerlo claro.
      Gracias, besos, muchos.

      Eliminar
  128. Perdón.... Era estructura, no extruda…, decía; “… me ha cautivado la estructura…” …se puede acomodar como 1ª persona del singular del presente de subjuntivo del verbo extrudir, en realidad por mucho que quiera explicarlo, es un gazapo que se me ha escapado para confundir jajajajaja... voy muy pendiente de esas cosas, pues mi dislexia es garrafal, tengo serios problemas no solo con la ortografía, también para orientarme, norte, sur, derecha izquierda, por eso me negué a conducir, tan solo voy en bici…, en fin tampoco es con ello quiera justificar el despiste, ese forma parte de otras cosas…
    No es necesario, ir sobrada por la vida, la humidad es riqueza amigo, en todos los aspectos, y yo odio el daño gratuito a cualquier cosa, y a un semejante mucho más, y eso es tan fácil…, a veces con solo cuestionar cualquier cosa erosionas su autoestima, pues no sabemos muchas veces a quien nos dirigimos, como de vapuleada está emotividad, si es frágil o fuerte, y la palabra escrita, es muy fácil de mal interpretar….

    Gracias amigo, y te reitero las disculpas, jajajaja…un desastre soy
    Besos

    ResponderEliminar
  129. ¿Gazapo? Jaja, que palabra divertida, tampoco se que quiere decir pero se entiende.
    Y que importancia tiene saber para donde uno va, si al norte o al sur, todo conduce siempre al mismo lugar.
    Todo bien amiga Antoñi, la vida va y no es tan grave entenderse o no.
    Abrazo, otro.

    ResponderEliminar
  130. Un gazapo entre otros significados, puede ser una cría de conejo, por citarte una de las más comunes en mi habla, junto con el gazapo de mi comentario, también muy frecuente su uso, en este caso, su significado se refiere a un error que por inadvertencia deja escapar quien escribe o habla.

    Gracias por tu deferencia hacía mi… nunca espero que contestes mis respuestas a tu comentarios en mi blog, sería un no acabar, en tú caso, solo lo hago, como ahora, cuando queda algo suelto en el aire, que hay que encausar, aclarar…, además no siempre tenemos tiempo, ese ladino enemigo que gobierna nuestra existencia no podemos subestimarle o podríamos hacer daño a nuestra vida personal, y a esa hay que darle prioridad por encima de todo…

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la aclaración.
      Que sigas bien, Antoñi.

      Eliminar