Este sitio contiene una serie de relatos sin orden. No es de actualidad y por eso lo anterior es tan válido como lo último. En la columna de la derecha, en la sección "Para leer" están los enlaces a cada texto. Espero les gusten, gracias.

Todos los derechos reservados.
Obras protegidas por copyright.

facebook:
navegante del alma

Carta manuscrita


"¿Sabés que pasa flaquita? Qué todo en vos es como… que vuela.
Tengo instaladas en el fondo de mi cerebro las imágenes imborrables que dejaron tu sonrisa y tu mirada, esa que revoloteaba desde el otro lado de la mesa del restorán cuando me hablabas o cuando escuchabas que te hablaba yo. Esos momentos son parte de mi alimento, siempre me pregunto qué sería de mi ánimo masculino si no te hubieras cruzado conmigo en aquella esquina virtual.
Tu andar también pertenece al aire. La emoción de verte venir hacia mí desde lo lejos, como aquel mediodía de domingo de calles vacías en el que te esperaba en la puerta del café Tortoni. Se había atrasado tu tren y decidí salir a esperarte, y allí te vi venir, desde una cuadra y media de distancia, con tus brazos cruzados y tu taconear de hada, dejando sobre las baldosas un sonido como de arroyo cantarino en siestas sin nubes.
Sí, todo en vos vuela. En la intimidad también tuviste alas, yo las veía desplegarse hacia el techo cuando tenía tu rostro encima de mí, a pocos centímetros de mi aliento. Y siempre la mirada etérea que daba vueltas por la habitación posándose firmemente en mi cuerpo cuando te invitaba a que descubrieras algo más de mi intimidad en aquel, tu primer encuentro con una piel masculina. Mirada viva, auténtica, limpia, concentrada en lo que veías, así me regalaste también tus ojos etéreos, tu primera mirada de mujer sobre la desnudez de un hombre a pocos centímetros de tus manos. Tanto me diste que no sé cómo agradecerlo, será por eso que te he escrito y enviado incontables regalos en imagen durante todos estos años desde que nos distanciamos.
La foto aquella en la que tu mano sostiene el pocillo de café es de una delicadeza extrema, me mata cada vez que la veo. Todo el conjunto es de un refinamiento que sólo mujeres como vos poseen, no sé si hay otra igual. Sigue siendo una verdad absoluta aquello que dijiste en nuestra primera noche de charla: “soy única”, frase que tantos años después se mantiene indiscutible.
Recuerdo afinadamente tu figura de aquellos años, cierro los ojos y aparece sin errores, está adherida a mi mente como el musgo añoso en la piedra. Quiero que sepas  que mi deseo hacia vos no cambió en nada, a esa piel llena de pecas y lunares infinitos la besaría con tantas ganas como la primera vez; quizás te confunda que diga cosas así, porque lo lógico sería ya olvidarte, como olvida la mayoría de la gente a sus antiguos amores, pero no, no olvido nada y no dejo de tener deseos sobre vos, estar dentro tuyo fue una maravilla, allí también tus piernas fueron etéreas, abriéndose a mi pedido cuando te lo susurraba al oído derecho. Mis deseos no cambian, aún sabiendo que hay una distancia inevitable y que, inevitable, seguirá existiendo.
Una y otra vez me pregunto qué sería de mí como hombre si no me hubieras dado lo que con tu cuerpo me diste -que no fue lo único que tuve de vos, porque ese alma tuya, de mujer incomparable, también fue mía-. Eso amé infinitamente, tu feminidad, tu delicadeza, tu capacidad de ser diferente a las demás y que sólo supe demostrar poniendo en escena mi locura por tu cuerpo. Porque lo que quise lograr a través de lo sexual, era lamer tu alma, tarea imposible que motivaba mi locura pasional.
Por todo eso ahora, flaquita, ante la inminente distancia ya definitiva en la comunicación, he decidido que llegue hasta el buzón de tu casa una verdadera carta, ésta, manuscrita, como siempre lo deseaste, sólo te pido me hagas saber si el cartero hizo su trabajo correctamente. Es lo que deseaste siempre, es lo que tenes ahora entre tus dedos tersos.
Todo lo que digo no es más que una manera de intentar explicar cuanto te amo, siempre, aunque ya no vuelva a saber de vos. Por eso esta carta escrita en papel, de puño y letra; porque alguien tan femenina y delicada se lo merece y es el adiós que a una mujer de tu altura ética atañe. No te olvidaré.
Dejo un beso definitivo en el lunar más cercano a tu ombligo".

Entradas relacionadas:

48 comentarios:

  1. Hola amigo , has escrito una verdadera carta de amor , ese amor que a pesar de la distancia no muere pq como bien dices te enamoraste no solo del cuerpo sino del alma ..
    Me encanto .
    Un abrazo y dulces y bellos sueños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lindo comentario el tuyo Campirela, se agradece.
      Abrazo grandote.

      Eliminar
  2. Carta con dulces letras con mucho respeto hacia esa divina mujer que tanto te ha dado y la sigues soñando, mi deseo que algún día se encuentren para revivir esos encuentros aunque sea tomando un café...Me encantó un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qurida Doris, tus palabras son siempre positivas, dulces y llenas de optimismo.
      Sos una amiga que hace falta siempre.
      Gracias y otro beso.

      Eliminar
  3. Mi querido argentino:

    Voy por partes,

    1. Pensé que la frase "Sí, todo en vos vuela" resumía tu carta. Y, bueno, puede ser que así sea. Sin embargo, no creo que sera un resumen, sino algo más sencillo o cercano: esa frase, aislada, lo justifica todo.

    2. Hace tiempo leí que "somos lo que en apariencia hemos olvidado". De ahí pensé que el olvido, olvidar algo, es una imposibilidad. Aquello que hemos creído olvidar sólo lo hemos incorporado a nuestra piel. En ocasiones la incorporación es tan fuerte que nos engañamos pensando que logramos olvidar, pero no: sólo ha pasado que el acontecimiento se ha mimetizado con el color de esa piel. y ahí está y ahí permanecerá, no se evapora, no hay olvido.

    3. Adoro el antañón correo postal. Ignoro si en Argentina sucede como aquí, que al correo postal lo llamamos correo ordinario. Como si al abrir el buzón, en lugar de una carta manuscrita, fuéramos a encontrar un manojo de improperios.

    4. El cuarto punto lo he reservado para enviarte un abrazo de esos que cruzan el Atlántico y llegan plenos de fuerza a los brazos de un viejo amigo.

    Juanma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, bueno, ¡¡¡Juanma!!! Esto si que es una sorpresa.
      Recibir a un amigo bloguero (como pocos) así tal cual sos vos, es un verdadero halago siempre.
      Y el halago es doble, o triple. Uno por tus elogios de amigo; otro por tu análisis y finalmente por mantener en el tiempo la comunicación tan cálida que siempre tuvimos, casi fraternal.
      Mi abrazo agradecido, desde ultramar.
      Y no te pierdas.

      Eliminar
  4. Esto es una carta de amor en condiciones, con una hermosura exquisita. Está claro que ese amor sigue muy vivo y latente en tu interior amigo mío, navegante de la vida. Ojalá haya recibido tu carta manuscrita, y sobre todo, ojalá te conteste. Y bueno, ¿sabes? Yo soy de ésas a las que le gusta creer en los finales felices. Ojalá ese sentimiento tan hermoso que posees sea correspondido.
    ¡Muchos besos Navegante! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margarita... siempre necesarias tus palabras.
      El amor sigue correspondido y la carta llegó, me lo hizo saber en un mail que explotaba de agradecimiento.
      Pero los caminos se bifurcaron para siempre, y está bien así, creeme.
      De los besos que me envías, ahí va el doble para vos.

      Eliminar
  5. Exquisita carta de amor llena de sentimientos, recuerdos y ternura.
    Preciosas palabras.

    Besos.

    Lunna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Lunna, gracias por tu visita y tus palabras.
      Sos siempre bien recibida.
      Besos retribuídos.

      Eliminar
  6. ¡Que bonita carta de amor!
    Una belleza, cada detalle habla de un encuentro donde la pasión y la ternura viajaron de la mano. Felicitaciones Navegante por saber expresar tan finamente el amor.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maria Rosa, tu comentario es muy motivador, lo agradezco.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Tus letras son estupendas hermano, tan posesas, tan energéticas, tan fuertes y delicadas...Te felicito siempre

    Isaac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Isaac, entonces no me queda más que agradecerte... siempre.
      Abrazo.

      Eliminar
  8. ¡Ay, Navegante!...

    ¡Ummm, pero vos me dejas sin aliento, amigo! Y sin palabras.

    ¡Bueno, en definida vos sos un gran hombre que sabe amar que sabe besar el alma y abrir el corazón con esa delicadeza que muy pocos hombres poseen, por lo tanto la mujer que tuvo la suerte de tropezarse contigo, seguro que se ha sentido muy afortunada y dichosa.
    Pero también no puedo saber a ciencia cierta, si tus letras son sinceras- reales, para eso, tendría que verte a los ojos cuando me hablaras, porque la mirada es el espejo del alma, mas tendré que confiar en vos y pensar que has vivido esa pasión y alimentado tu piel y la otra piel con tanto amor y difícil de olvidar.
    En realidad, no se olvida la entrega pasional en el amor, pero el amor no es sexo, ni siquiera un requiero, porque querer es solo poseer, amar es otra cosa.

    Es esto que te dejo a continuación.


    Amar, es conservar a nuestro lado, el gran amor que sabe alimentar el alma y abrir el corazón.
    Amar es percibir unos mimos, es un beso furtivo una caricia, un gesto sencillo de amor, un te amo y te necesito, porque un te quiero no es lo mismo, aunque no está mal decirlo. ¡Amar es otra cosa, es mucho más!!! Es saber perdonar un fallo, porque nadie es perfecto, es saber escuchar a tu pareja cuando te habla, sin esquivar tu mirada, es un abrazo cuando más lo necesito, es respetar mi espació, es pensar en el otro y viceversa cuando yaces… Es compartir sonrisas y lagrimas, es una mirada limpia una mirada tierna, es rezar juntos unas caricias y dejarse llevar por la corriente de ese río de entendimiento y felicidad, es sostener la mano de tu compañera/ro amigo en un momento dado, ¡Entre otras muuuchas cosas!… Algo así como una suave y cálida llovizna que cae sobre la atalaya como una caricia.

    Te dejo un brazado de agradecimiento, por tu huella
    Un beso y se muy, muy feliz.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Marina, tu duda respecto de la veracidad de mis escritos ha sido compartida por algunas otras personas. Nada digo ni diré sobre eso más que lo que ya está explicado en la columna del costado con el título "Manifiesto". Cada uno es libre de pensar lo que sienta o le indique su intuición.
      Por el resto, por los elogios y los buenos deseos, solo puedo agradecerlos infinitamente, son muy cálidos y honestos como es evidente que así sos vos.
      Besos, muchos.

      Eliminar
  9. Me encantan tus emociones salidas del alma de un poeta que la da magia a su vida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amiga, beso grandote.

      Eliminar

    2. Un placer leerte
      recorriendo letras emociones nostalgias cariños...
      Porque así es la vida un camino largo o corto nuestro tuyo del otro o mio

      Eliminar
    3. Bien dicho, comparto la reflexión, es así.

      Eliminar
  10. Hermoso!
    Y cuando vuelan juntos aún mejor!
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Adriana, son lindos vuelos esos.
      Abrazo retribuído.

      Eliminar
  11. Hola Navegante , una carta muy bonita cargada de mucho cariño y amor , por una persona que como bien dices es única , me a gustado mucho te deseo una feliz noche , besos de flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre tiernos tus mensajes amiga Flor.
      Buenos tiempos para vos.

      Eliminar
  12. Cuanta delicadeza, una despedida así parece de peliculas, cuanto amor.
    Me encantó.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por decirlo Karin, es más de lo que imaginé al escribirla.
      Saludos para vos.

      Eliminar
  13. Que pena que un amor tan hermoso permanezca en la distancia Navegante, una entrada muy tierna que tu desgranas en bellas palabras.

    Un abrazo de Espíritu sin Nombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Conchi, cada historia tiene sus características, las cosas en ésta fueron así.
      Es un espíritu muy positivo el tuyo.
      Abrazo grande.

      Eliminar
  14. Hola Navegante…

    Es lo que tiene no dedicar tiempo a lo preciso, no había visto este texto tuyo, género epistolar…, me encanta!!..., Amar, impreciso, inconstante, imperecedero, inconveniente, a veces, amar, cómo no conjugar ese verbo y hacerlo bonito, es no vivir, pasar la vida sin conciencia de haberla vivido, si no lo tocas, si no lo sientes, si no lo respiras.
    Tus ladinas musas, tal vez no sean muy dadas a visitarte con asiduidad, sin embargo soy de las piensan que la cantidad, no da la calidad, así que no importa cuánto escribas, si lo haces como lo has hecho aquí. Sentido texto, una calidad expresiva que llega al lector, mucho más, imagino, a quién va dirigido.

    Siempre voy a disfrutar tus letras, siempre, gracias por regalarlas al mundo del lector… y recupérate pronto…
    Ah!!, También, siempre he querido saber el equivalente exacto en el castellano purista, de la palabra “flaquita”, en castellano equivale a “mujer muy delgada”, jajajajaja… me encanta vuestro habla, vuestro castellano evolucionado a argentino, tan musical, que deleita los oídos…

    Gracias

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Antoñi, primero agradecer todo aquello bueno que me deseas; también los elogios siempre tan generosos y finalmente tu halago hacia nuestra habla, que ya es muy argentina, si hasta tenemos un diccionario, el "Español de argentina", jeje.
      Efectivamente "flaquita" es una manera afectiva, en diminutivo, de referirse a una mujer delgada o muy delgada. A ella le encantaba que le dijera así.
      El género epistolar es maravilloso, claro, pero esto ha sido algo particular de mi parte, no general.
      No me preocupa que las musas no me visiten muy seguido, lo que pasa es que el mundo bloguero demanda una permanente renovación de textos. En fin, hago lo que puedo.
      Besos para vos, muchos.

      Eliminar
  15. Siempre añoramos algo que nos dio tanto, y esta de mas a veces que quede en el recuerdo, son esas cosas linda de la vida que hay que guardar, de esa gente con alas y libre.
    Esta lindo porque es un recuerdo tan real, que la realidad da originalidad y atravieza. Me gustó la parte de lamer el alma. Como esa cosa felina, que es tierna y salvaje a la vez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buen comentario Michelle y estupenda observación final. Es exactamente así el sentido no solo de lo que dije en mi carta, sino también el del hecho en si mismo, lo tierno y lo salvaje en un momento único.
      Gracias.

      Eliminar
  16. No, no la olvidarás...De hacerlo perderás esa magia que te regaló la vida, querido hermano lobo

    Paz&Amistad

    Isaac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, tal cual.
      Gracias amigo, por la paz enviada y la amistad.

      Eliminar
  17. Me encantan las cosas que cuentas... Son bellas de imaginar...

    Montón de besos.

    ResponderEliminar
  18. La figura de ella,
    que te aparece sin errores
    es como esos ángeles
    que siempre lo acompañan a uno...

    Paz hermano

    ResponderEliminar
  19. Nunca se olvida lo bello, lo más sentido vive en el corazón, gran escrito poeta.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  20. Hay amores que son para un rato y otros son para siempre
    gracias por compartir lo que sabes y sientes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vos por estar en sintonía, un abrazo.

      Eliminar
  21. Hola Navegante , paso para desearte un feliz verano , supongo que estarás como la mayoría de los blogeros de vacaciones , disfrutalas mucho y nos vemos a la vuelta , besos de flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Flor por tu gesto, pero soy del hemisferio sur, Argentina, lo tomaré como que me deseas un cálido invierno.
      Que vos la pases fenómeno.
      Abrazo.

      Eliminar
  22. hay una distancia inevitable y que, inevitable, seguirá existiendo...

    Si hermano, inevitablemente tomamos caminos, volamos, nos alejamos, escapamos, esa es nuestra trágica naturaleza de lobos. Pero ello no implica olvidar

    Paz

    Isaac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...y lamernos las heridas cada vez que las tengamos, pero siempre a la luz de la luna.
      Abrazo amigo.

      Eliminar
  23. Que lindo!
    Una misiva de amor...romántica y terrenal.
    Debería aparecer en algún diario matutino para alegrarnos el día.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Adriana, linda acotación.
      Abrazo retribuído.

      Eliminar