Este sitio contiene una serie de relatos sin orden. No es de actualidad y por eso lo anterior es tan válido como lo último. En la columna de la derecha, en la sección "Para leer" están los enlaces a cada texto. Espero les gusten, gracias.

Todos los derechos reservados.
Obras protegidas por copyright.

facebook:
navegante del alma

e-mail
navegantedelalma@gmail.com

El último café


-Te miro llorarlo todo, aquí, en este bar estrafalario, desde mi lado de la mesa. Te pido que guardes en un cofre lo que tuvimos, sólo dentro de veinte años sabrás si fui como lo dijiste siempre, tu gran amor. Pero llorás el mar, como si en cada lágrima cayeran las imágenes de nuestro gozo, ayer dulce, ahora salado.
Te veo como la chiquilina intensa de siempre, la que un día me habló de su falta de placer con el único novio que había tenido, la que me ofreció su amor y rechacé y más tarde -ante tu asombro- acepté. La que confesó en nuestra primera relación que nunca había conseguido el punto culminante de placer y al lograrlo conmigo vi en tus ojos, esa línea dorada de primer amanecer en el horizonte. No era el horizonte, era el límite de la habitación; no era el alba, era tu nacido éxtasis verdadero.
La misma sos, la misma luego de aquel día, hace dos años, en que por primera vez cruzamos miradas en la sala de conciertos. Cuando pasaste delante de mi butaca con todo el regocijo puesto en tu andar, luciérnagas eras al desplazarte. Amaré siempre la imagen de esa mujer que fuiste y que seguís siendo.
Nadie muere de amor. Ahora sentís un ahogo desconocido, como una muerte anticipada. Pero más allá de los extramuros que nos creamos, encerrados en un amor inolvidable, hay otra vida. ¿Acaso no recordás los gemidos que arrancaste de mi garganta? Yo no olvido tus pies danzando sobre la arena, porque sabías que me gustaban y les dabas movimiento para mis ojos; ni tus tacos altos rasgando las sábanas en aquel fin de noche cuando por entre las rendijas de la persiana se asomaba la primera pátina de luz. A partir de ahora serán recuerdos, no me olvides.
Y si bien es cierto que mi amor finalizó, también es cierto que al llegar a nuestra cumbre afectiva lo que quiero es escaparle a la caída por la otra ladera. Es inevitable, mi reina de las lágrimas. Al menos será eterno este ahora, ahora que es la hora de tanguear recuerdos prometo hilar con borra de suspiros cada paso que dimos el uno hacia el otro.
Es la hora del nunca más. Si, ya sé que lo mío suena como la misma impiedad de aquel tango que nos gustaba escuchar recostados en la alfombra. No imaginábamos entonces que su letra reflejaría casi lo mismo que ocurre aquí dentro, en este bar, en el justo momento que vos, con resignación, me propones un último café.
Entrada relacionada:

El tango no canta tristezas,
es más profundo que eso.
Lo que hace es robarle a lo infinito
un poco de eternidad.

Andrea Tenutta canta
de H. Stamponi y C. Castillo
"El último café"



36 comentarios:

  1. Un placer haber venido a descubrir qué nos cuentas tú.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Mi querido argentino:

    Alguien que lo llora todo, es un alguien cuya mirada merece ser recogida y escrita, ¿no te parece? Yo creo que aquí, sobre todo lo que dices, descansa (o acaso deja de hacerlo, tengo mis dudas) una mirada.

    Y sí, amigo, nadie muere de amor. Estamos de acuerdo. Sólo que, a veces, aunque uno no muera, malditas son las ganas de continuar viviendo.

    Un fuerte abrazo hacia ultramar.

    Juanma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juanma, mi querido español. Tu presencia en este sitio es, desde el fondo mismo de su creación, ya hace casi diez años, imprescindible.
      Siempre tan positivo y afectivo.
      El abrazo de siempre, desde este lado del mar.

      Eliminar
  3. Hola amigo navegante , de todo lo que te leído , y ha sido muchas textos , creo que me quedo con este , en él veo algo especial , no es solo tristeza de saber que ese amor dejo un recuerdo sino que en las miradas y las palabras quedaron algo más , ese algo que no se puede explicarpq la relación fue tan especial que cualquier adjetivo no la haría brillar.
    Hay amores que dejan huella no solo en la piel sino en el Alma esos son los que marcan la diferencia.
    Un fuerte abrazo en este miércoles ..cuídate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Campirela, en primer lugar gracias por el hecho de haber leído muchas de mis publicaciones. Y en segundo lugar digo que cada uno tiene derecho a sus gustos.
      Yo simplemente agradezco que tengas una preferencia por cualquiera de mis textos, le tocó a éste. Espero superarme, o mejor dicho, espero que las musas no me abandonen.
      Abrazo grande para vos.

      Eliminar
  4. Que buen homenaje para esas mujeres que te amaron, yo creo que el amor de verdad solo existe una sola persona en la vida, y es para siempre, lo demás es solo pasión por eso se apaga pronto. Saludos hacia mucho que no te leía hace poco volví a mis blogs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra tu regreso estimada Gladys. Sólo unos privilegiados consiguen un amor para toda la vida, yo envidio eso, creeme que es lo que hubiera gozado.
      Pero con tu permiso estableceré una pequeña diferencia con tus razones: y creo que también hay amor en las relaciones que terminan, porque de no ser así yo tendría que decir que jamas amé ni me amaron. Y sé que en todo lo que cuento hubo más que simple pasión.
      En todos los casos festejo tu presencia.
      Gracias. Abrazo.

      Eliminar
  5. Qué belleza Navegante, que sensualmente triste,con ese dejo de tango,justamente. LO que fue, el recuerdo intacto de la piel.
    Precioso!

    ResponderEliminar
  6. Magnífica entrada.
    Un placer leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra tu paso por mi lugar, amiga Tracy.
      Nos seguimos leyendo.
      Saludos.

      Eliminar
  7. Ainss Navegante. Qué hermosura esconde cada línea de tu texto, y cuánta pena me ha embargado con el final de esa historia. La he visto danzar, y también he visto esa línea del horizonte, y por un momento, he sentido el dolor de ella al acabar algo tan hermosa. Y también el tuyo.

    Muchos besos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy sentido comentario Margarita. Y me alegra coincidir en la esencia de todo lo que decís.
      Besos muchos.

      Eliminar
  8. Que triste poema que llora cargado de bellos recuerdos y resignación en un ultimo café , el amor duele y acaba. Un gusto leerte, saludos

    ResponderEliminar
  9. ¡Ay, Navegante!

    Leerte, es mucho más que un placer, amigo: es subir un poco al cielo y ver las estrellas luminosas, me maravillo con tus palabras tan expresivas, sin duda eres un guerrero veterano de amor de locas apasiones; y también tangueando recuerdos!... que bonito como despedida! Nada en la vida, es para siempre. Y yo soy de las que creo que es mucho mejor vivir instantes intensos maravillosos e inolvidables, de esos que valen lo que pesan, que pasar una vida entera sin motivación que llene el alma de la pareja. El cariño no se acaba si es verdadero y es bello, pero el amor va muriendo como todo en la vida.
    Me gusta esa metáfora… La caída por la otra ladera, sos la leche, Navegante.

    Me ha gustado un montón leerte, gracias.
    Te dejo mi inmensa gratitud por tu huella en mi puerto.

    A kiss


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido absolutamente en aquello que de lo mejor es vivir con intensidad un amor, dure poco o mucho. Querida Marina, a pesar de eso me hubiera gustado tener un único amor toda la vida, pero bueno, no se me dio.
      Siempre tus comentarios están llenos de vital energía y optimismo, los agradezco infinitamente.
      Besos, muchos.

      Eliminar
  10. Hola, Navegante!

    Soy portuguesa y no sé hablar, ni escrever bién espanhol para ser capaz de comentar tu magnífico y delicioso texto.

    Una historia de amor, no interessa quantos dias, meses ou anos durou, pero tu foste el hombre, ni el único nóvio, k conseguiu dar a essa mujer placer y la reina teve su merecido orgasmo.

    Escreveste: "acaso no recordás los gemidos que arrancaste de mi garganta"? Si, porque tu no olvidaste los pés dela dançando y se movimentando na arena. Claro k ela no esqueceu.

    Tudo tão lindo e romântico! Quantas sensaciones tu escrito despertou em mi!

    Las passiones no tienem nunca fin, porque lo importante es la intensidade con que son vividas.

    O último café puede ser o primero de muchos mas, de una outra série, k puede começar.

    Escutei el vídeo com todo mi carinho y atenção y foi un placer estar con o pianista, la intérprete y tu.

    Besos y dias felices.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida CEU, tu escritura se entiende perfectamente y tu comentario es maravilloso. Lo agradezco infinitamente y comparto lo que sentis porque es lo que he sentido yo al escribirlo.
      Bienvenida a mi sitio.
      Besos para vos.

      Eliminar
    2. Gracias, querido Navegante, por tu visita y carinhosas palabras en mi blog.

      Tu k estás na fase media/ madura da vida, creo, te faz mucho bién lembrar, sin dramas, pero con "delírios" las mujeres k fizeram parte de tu vida y tu da delas.

      Continua a escrever el amor, k viveste y nos conta tus belas histórias reais.

      Te gusta musica, decerto. Entonces, tu opinion sobre el vídeo, k yo coloquei en mi blog. No puedes tener ficado indiferente, yo lo creo.

      Besos y te aguardo, brevemente.

      Eliminar
    3. Amiga CÉU, gracias. Te cuento que he publicado muchas de mis historias aquí, lo que he vivido con esas mujeres ya lo he dejado a lo largo de 10 años de blog. Podés encontrarlas en la columna de la derecha. Será muy bueno saber tu opinión sobre ellas.
      Besos para vos.

      Eliminar
    4. Querido amigo,
      Si, ya mirei en la columna de la derecha de tu blog. Irei lendo, poco a poco tus histórias reais.

      Gracias por tus palabras en mi blog. Me ri con elas, pke disseste k o hombre olhava la sedutora mujer, en su dança do vientre, com cara de tonto. Es verdade. O vídeo es de una novela brasileira de nombre "O Clone", pero nesta cena ele parece no ter reflexos, parece hipnotizado por tanta beleza, pero noutras cenas, tal vez tenemos k colocar um pontito vermelho no canto superior derecho (sonrisas).

      Aí, son quase 22:00 e aqui, Lisboa, cuasi 00:00.

      Besos y una feliz noche.

      Eliminar
    5. Muy simpáticos tus comentarios amiga CEU, me gusta esta nueva amistad bloguera con vos.
      Y gracias por estar atenta.
      Besos para vos.

      Eliminar
  11. Hola Navegante , aquí estoy de nuevo por tu bello rincón , la verdad es que me a gustado mucho , pero yo creo que ese amor no se olvidara por mucho tiempo que pase , muy bello de verdad , te deseo una feliz semana besos de flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son lindas tus visitas por acá y dulces los comentarios que siempre me dejás, sos muy buena conmigo.
      Te deseo lo mejor hoy y siempre.
      Besos para vos.

      Eliminar
  12. Que tangazo!
    Y tu relato fantástico.
    Gracias por todo lo compartido.
    Te dejo un abrazo y mis mejores deseos para las próximas fiestas.
    Hasta el año que viene estimado amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adriana, gracias a vos por leer y me gusta la palabra "tangazo", también gracias por escribirla.
      Hasta cuando gustes, abrazo.

      Eliminar
  13. Un último café... Un soplo de eternidad, un último verso, un punto final...

    Paz hermano querido

    Isaac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isaac hermano de lunas, todos hemos tenido un último café, o té, o trago o lo que fuera. La vida nos da mil encuentros y tantas despedidas...
      Paz para vos.
      Y un abrazo.

      Eliminar
  14. Muy lindo todo lo que comentas ese inmensurable amor ...no me agradan las despedidas, ni la palabra último o adios...prefiero seguir soñando con ese imposible pero saber el porque del alejamiento. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y claro Doris, porque sos infinitamente sensible, pero la vida también tiene ese lado.
      Gracias por tu visita, siempre sos muy bien recibida acá.
      Beso para vos.

      Eliminar
  15. Hola Navegante….

    Tu texto de hoy me deja pensando en muchos matices…, primero destaco ese sabor nostálgico que se me agarra a la piel cada vez que te leo, por aquello que fue, que quizá pudo seguir siendo y nunca podrá volver a ser, es como si hubiera quedado inacabado, y esa puerta no se pueda cerrar nunca, ni tan siquiera con ese último café… También está esa afirmación atribuida al polifacético doctor Gregorio Marañón, que pone en la palestra a aquellos hombres que dejan su responsabilidad como amantes en la sensibilidad de la mujer frente al sexo, “No hay mujer frígida sino hombre inexperto”, de todas formas es un tema muy extenso y controvertido, con incisos y variantes…, luego las lágrimas, el llanto, la tierra necesita agua suave que la nutra, quizá porque la materia no se destruye, solo se transforma, así un sentimiento atrapado en tu ser más profundo alcanza forma, hay que llorar, te renueva y te recupera, te lo dice una llorona por excelencia, jajajajaja…, y luego a otra cosa mariposa, que la vida sigue, y el amor es pájaro de volar, nunca de morir, aunque en mi caso este anclado en el mismo olivo, jajajajaja…
    Me encantó como siempre perderme entre tus letras, me haces pensar, incluso, cuestionarme en muchos aspectos, puesto que la diferencia a veces es muy cercana a la igualdad, y la música, como siempre intimista y de disfrutar, “gracias”…

    Me pongo a contestar en mi blog, ando un poco perdida, el organizar el invento del tiempo no es lo mío, y por eso me atrapa en las primeras de cambio…

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Antoñi, a ver... aquí hay varios puntos en los que no coincido. Yo no sé lo que es una mujer frígida, por suerte no me ha tocado ninguna, tarde o temprano han gozado. Igual no coincido con el comentario hembrista de ese doctor, las culpas son repartidas, no siempre son del hombre. Agrego además que yo no dejé ninguna responsabilidad como amante ¿por qué debo atarme si ya no quiero?
      Luego te digo que nada ha quedado inacabado, a veces el amor muere, así de simple. En ese caso la puerta se cerró bien cerrada, también esas cosas pasan en la vida.
      Por otra parte creo que los temas controvertidos y con variantes son para la tribuna, los de afuera. Los de adentro viven la historia y nada más.
      Finalmente, veo que pusiste poesía en eso de las lágrimas que alimentan la tierra. Llorar es natural cuando se ama y te dejan, me ha pasado a mi otras veces y esa vez le pasó a ella. Y claro que la vida sigue, es lo que le dije ese día y es lo que conté en el relato.
      Siempre sos muy bien recibida aquí, aún en la discordancia.
      Gracias por tus visitas.
      Y un cálido abrazo.

      Eliminar
  16. Lo de conseguir o fingir esa gran explosión de placer es un privilegio que goza y regala un buen amante y, no se trata de posiciones gimnásticas ni de tamaños extraordinarios. Es, aquello que solo sabe el amante verdadero...Muy buen relato Navegante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Fingir? No entiendo Taty lo que quisiste decir, yo vi la alegría en sus ojos y escuché todo lo que dijo en los días siguientes. Y además lo viví. Tal vez entendí mal. Pero bueno.
      Saludos.

      Eliminar