Este sitio contiene una serie de relatos sin orden. No es de actualidad y por eso lo anterior es tan válido como lo último. En la columna de la derecha, en la sección "Para leer" están los enlaces a cada texto. Espero les gusten, gracias.

Todos los derechos reservados.
Obras protegidas por copyright.

facebook:
navegante del alma

e-mail
navegantedelalma@gmail.com

Fui lo prohibido


Soy la aventura que llegó
para ayudarte a continuar
en tu camino.

Lo que aquí relato no es una historia, sino un recorte de ella; ocurre que la vida carece de una hilvanación prolija. Y así fue mi relación con Eme, un puñado de momentos alternados dentro de un período de tiempo determinado. Aquí el más valioso de ellos.
Mujer simple, bella persona, buena compañera y muy femenina. Se movía con sigilo entre las cosas; voz amable, suave, cálida. Le gustaba dibujar y escribía poemas de una creatividad notable. Pelo negro rizado y salvaje, bonita, su cara me despertaba ternura, mejillas amplias, gestos  de cierta timidez, ojos negros con ese leve velo de tristeza que define al pensador, al ser sensible ante el mundo.
También en lo sexual era simple. Desde un comienzo fuimos muy confidentes, por eso no tardó en contarme que jamás había tenido un orgasmo a pesar de estar en pareja desde hacía diez años, la única relación de su vida hasta entonces. Y con el tiempo me confesaría que desde un principio sintió algo distinto cuando hablaba conmigo, algo que describiría como un palpitar en su entrepierna. Y, precisamente por estar en pareja y sentir algo fuerte por mí, es que fui lo prohibido.
A su mismo ritmo, desarrollé una pronta calentura por ella, término fuerte pero es el justo para definir lo que pasaba durante nuestros encuentros. Me gustaba, esa personalidad de mujer con cierta honesta simpleza y dispuesta a pasiones intensas con quien conquiste su mente, entra en mi tipo de mujer -como se dice comúnmente-.
Por entonces y siempre ella en pareja, tuve una encantadora experiencia. Una tarde me pidió encontrarnos –no importa dónde, no hace al relato-; llegado el momento y luego de una corta charla, dirigió su mirada hacia mí y, en un impulso liviano pero dentro de un nerviosismo evidente, se levantó la ropa y me mostró sus pechos. Existe una película argentina que tiene una escena similar, aunque allí la protagonista los muestra con una sonrisa en la boca, en cambio Eme lo hizo con tensión en sus labios y un brillo de cortedad en la mirada fija hacia un costado.
No tenía en absoluto un perfil de mujer infiel. No era premeditado lo que hacía, eso me gustó ya que estaba siendo arrastrada por lo inevitable, por el fervor que se gestaba en su cuerpo y mente. Y durante ese tiempo de ingenua infidelidad escapaba de mí como quien huye de un espectro; pero al tiempo regresaba. No dormía bien, yo habitaba sus pensamientos con persistencia, situación que llevó a la separación de su pareja; a pesar de esto seguí siendo lo oculto, lo prohibido, nada comentaba a sus amigas o a su familia, quizás por el temor al que dirán teniendo en cuenta los muchos años que yo le llevaba, o quizás por ser introvertida.
A pesar de esos tiempos atormentados para ella, aunque dulces para mí, me regaló un desnudo memorable, lento y sensual, el único que una mujer llegó a dedicarme. Otras se desnudaron delante mío, sí, pero como preludio a un normal episodio amoroso; lo de Eme fue decisión libre y personal, algo que ella quiso ofrecerme por haberle despertado nuevas sensaciones. A ese acto de entrega voluntaria lo conservo como una de las caricias más intensas que mi ego ha recibido. Las aventuras realmente poderosas son aquellas que enriquecen el alma de sus protagonistas; sentí que esos momentos de nuestra relación eran precisamente una aventura que me mejoraría como hombre... y así fue. Este recorte de la historia duró corto tiempo, pero dejó marcas en mi piel.
La memoria a veces nos hace trampa, sin embargo creo recordar bastante bien su cuerpo nutrido pero de buena figura: piel rosada, piernas derechas, espalda y hombros sensuales, lindo trasero, pezones de un suave morado dentro de pechos que, vistos de frente, sobresalían tenuemente por los costados en semicírculo. Me gustaba, me hacía bien su desnudez.
En esos días tuve de Eme la vivencia de la entrega total, absoluta, que no moría en su desnudo voluntario, porque ya sin ropa se recostaba y abría las piernas para llamarme desde el abismo de cielo de su vagina abierta. -Es para vos- me decía mientras sus dedos dibujaban allí una constelación de cinco estrellas, una para cada uno de mis sentidos.
Pensé por entonces que me consideraba sólo como al hombre justo para provocarle la explosión -según una definición que compartíamos-, porque eso daría forma a la necesidad que latía en ella y que se empezaba a manifestar con la fuerza de un volcán. Por fin pude estimularla para que llegara a su primer orgasmo y pensé que allí finalizaría su interés por mí, pero no, a partir de ese momento comenzó a manifestar expresamente un amor intenso. Y también disfruté eso, es hermoso sentirse amado.
Un recorte de la vida, vertiginoso y de encuentros furtivos. Ella se ofreció con transparencia, con el fin de generar en mí el mayor placer posible; indudable acto amoroso. En un mundo en el que se busca egoístamente la satisfacción propia a cualquier precio, querer para el otro el máximo placer es una de las manifestaciones de amor más puras que al menos yo pueda reconocer. 
Con Eme no creamos una historia detallada, más bien inventamos espacios alternados de tiempo limitado pero fogoso. Después de todo la felicidad es eso, momentos.

Entrada relacionada:

Primero, escena de la película "Sur" de Pino Solanas
Luego, Natalia Lafourcade canta:
"Soy lo prohibido"

68 comentarios:

  1. Cuando te leía una canción cruzó mi cabeza (conociéndome sabrás que estas cosas me pasan muy seguido... soy de melodías, entre otras cosas...) ...aquella de los Redonditos que decía: "...no lo soñé, y se ofreció mejor que nunca...".

    Me encantó tu texto y pensando a tus palabras en mi playa, te digo que lo largo, cuando es así de bueno, se hace corto y deja deseos de más.

    Un beso y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tambien yo, Alma, soy de tener canciones en la cabeza, de hecho considero que a todas las experiencias humanas le cabe una; es más: casi todas mis entradas están en sintonía con alguna letra de canción.
      Ah, tengo textos mucho más largos, tal vez algún día lo compruebes desde la etiqueta "Las mujeres que me habitan".
      Besos para vos.

      Eliminar
    2. He visto que por lo general tus entradas van acompañadas de música...😉
      Y también sé que tienes textos mucho más largos... cuando me decido a comentar a alguien es siempre después de haberlo leído por un tiempo, y -casi- todo lo que ha publicado...😏

      Otro beso.

      Eliminar
    3. Ajáaa, entiendo a pesar de que soy medio lento para algunas cosas...
      Más beso.

      Eliminar
  2. Navegante, me quedé prendada de este relato.
    De la sutileza de la narración,del mimo con que nos la entregas,casi como susurrada, cuidándola, acariciando el recuerdo que como decís, es memorable.
    Tal vez no hacen falta esas grandes pasiones desatadas para dejar huella.
    Muchas veces un gesto como el que detallas, queda tatuado en el alma para siempre. Quizás como entrega mucho más desnuda.
    El relato expresa con absoluta claridad y amor, lo que pudo ella sentir. Su corta experiencia, su descubrir por fin lo que es capaz de generar una caricia, una mano sabia,una boca, un encuentro.
    Gracias por este relato.
    Es una caricia.
    Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida lunaroja, por suerte nunca se sabe por donde y de qué manera llegará algo a nuestra vida que será memorable y único. Eso es lo que vale.
      Tus comentarios son siempre amplios y generosos. Y solo puedo agradecerlo y mandarte un beso grande, también.

      Eliminar
  3. Que bonito lo has contado y bello recuerdo marco en ti , me quedó con todo pero esas últimas lineas son la realidad de la vida " espacios alternados de tiempo limitado pero fogoso. Después de todo la felicidad es eso, momentos.Gracias por compartir tus trozos de vida y felicidad ..Te deseo un buen mes de Agosto ..abrazos !!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quedo yo agradecido por comentarios tan gratos como el tuyo, y por tus visitas constantes.
      Abrazo para vos.

      Eliminar
  4. Mi querido Navegante...he sentido este relato como un surro a ese amor que se entregó a ti desnuda de alma.. sin más vestido que su piel al tacto de esas manos y a la luz de tu mirada.. marcando a fuego candente su alma donde por primera vez, supo lo que es tener un orgasmo... y es que un orgasmo, no se tiene con cualquiera.
    Me ha encantado de principio a fin Navegante.
    Besos y feliz noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy lindo lo que decís, evan. Eso de que un orgasmo no se tiene con cualquiera me encantó, sobre todo en un tiempo en que se considera que tenerlos es como ir a comprar el pan o cualquier otra cosa cotidiana.
      Besos para vos, que sigas bien.

      Eliminar
  5. Que bello describes lo de su desnudez voluntaria y tienes razón ,regalar la desnudez no es algo que todos sepan hacer y que nos quede prendado como una imagen fotográfica en nuestra mente . Te leo y siento que estoy viendo esta historia frente a mi y eso se debe a tu mágica manera de decir desde un Hola hasta una historia como esta ,gracias una vez más ,besitos !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias odalys, me gustó que hagas hincapié en lo de la desnudez que, lamentablemente en estos tiempos, es algo ya demasiado común y por eso ha perdido algo de encanto.
      Besos también.

      Eliminar
  6. Lo que nos cuentas va transcurriendo como una película, tan bien escribes, que las escenas se ven. Bellos y profundos amores te ha regalado la vida, mujeres encantadores, no solo por lo físico, sino por sus sentimientos. Bella historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es exacto lo que comentás, mariarosa, a pesar de que la vida me dio momentos de larga tristeza y soledad, supo recompensarme también. Me siento halagado porque se han fijado en mí algunas cuantas mujeres extraordinarias como seres humanos. Mérito o no, tuve la suerte.
      Gracias por visitarme y dejar tu huella.

      Eliminar
  7. Mi querido argentino:

    Fuiste lo prohibido y fuiste también, en secuencia que no siempre se cumple, lo conquistado. Sin embargo, volviendo al origen, no dejaste de ser nunca lo primero, lo prohibido. Fue inteligente aquella chica: lo conquistado enseguida pierde valor y adapta costumbres, lo prohibido mantiene en alto el interés, sugiere que no ha concluido el conocimiento, persiste en el descubrimiento, recrea estrategias. Lo conquistado enseguida sólo es una victoria, una más; lo prohibido se prolonga o dilata, tiene la textura de un enigma jamás resuelto a media luz...lo prohibido es un eterno retorno, es el origen. El nuestro.

    Un abrazo hacia ultramar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Juanma, estupendo comentario, tu análisis es propio de un gran escritor, es que lo sos. Pero también sos buen amigo y por eso siempre tus elogios.
      Las variantes que sugeris sobre "lo prohibido" son unas joyitas para tener en cuenta.
      Abrazo recibido y va otro.

      Eliminar
  8. Qué hermoso lo que relatas Navegante. Que hermoso para tí, y qué hermoso para Eme, que al fin sintió esa furia interior que explota en un mar de alivio del alma. Me ha encantado, como siempre.
    Un beso enorme :D

    ResponderEliminar
  9. Despertaste en ella, algo que desconocía y eso os hizo felices a los dos, como bien dices, la felicidad se alimenta de momentos inolvidables.
    Muy buen relato
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es la felicidad Julia, gracias por pasar.
      Abrazo también.

      Eliminar
  10. És cierto que en el amor nuestra naturaleza humana y divina se unen para crear y recrear un universo propio. Ese big bang, o explosión de placeres y sentimientos nos acerca al Creador, nos sentimos dueños del tiempo y el espacio.
    Navegante, estamos aquí para aprender ese "amor incondicional" que nos hace grandes y eternos...Pienso que, tus experiencias, vivencias o relatos, pueden ser una búsqueda constante de ese "amor"que todo ser humano anhela y le va acercando al cielo.
    Mi felicitación por tu entrega y amor a las letras.
    Mi abrazo y mi ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu visión, Ma Jesús, le aporta luz a la idea general del texto. Enriquece, por cierto. Cada opinión va aportando nuevos elementos para comprender un poco más ese misterio llamado "amor".
      Abrazo retribuído.

      Eliminar
  11. Eme, llena de luz, te regala su primer orgasmo y un desnudo que nunca tocará la ropa de nuevo...

    Bellas letras hermano

    Isaac

    ResponderEliminar
  12. Momentos inolvidables de amor y pasión prohibida que ella te regalo. Una mujer diferente que dejo huella en ti e inspiro esta hermosa historia. Un placer leerte. Saludos amigo Navegante.-

    ResponderEliminar
  13. Leyéndote vivo las historias que acarician, pensando que hay mujeres que nunca tuvieron un orgasmo puedo entender a aquella mujer. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ella lo tuvo siendo joven, pero debe ser duro para quien no lo tuvo nunca.
      Gracias por pasar.

      Eliminar
  14. Poder encontrar esos momentos de placer y alegría, lo que logra hace el poder de una mujer simple, pero llena de vida, bella aventura para ti amigo.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga, lo dijiste a la perfección, el poder de una mujer simple y llena de vida otorga gran placer y alegría.
      Abrazo para vos.

      Eliminar
  15. ...Con Eme no creamos una historia detallada, más bien inventamos espacios alternados de tiempo limitado pero fogoso. Después de todo la felicidad es eso, momentos.

    Totalmente de acuerdo, la felicidad son solo momentos, el amor es otra cosa.
    Como lo decía nuestro querido Juan Gelman:

    "El amor es una cosa y la palabra amor es otra cosa,y sólo el Alma sabe donde las dos se encuentran."

    Me encantó leerte, abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Adriana, el amor puede ser otra cosa, como el deseo, el desamparo, la soledad y mil cosas más; pero yo no fui por ese lado. El amor es parte de la felicidad o por lo menos lo otorga.
      Tu análisis es valioso, aunque va por otros caminos, no en el sentido que yo lo dije.
      De todas maneras que sean bienvenidas las distintas visiones sobre cualquier relato.
      Saludos.

      Eliminar
  16. Me ha encantado el relato...
    Me quedaré por aquí.
    Un beso sereno.

    ResponderEliminar
  17. Hola señor Navegante, me quedo con el final, la felicidad son solo momentos. Abrazos feliz semana.

    ResponderEliminar
  18. "una constelación de cinco estrellas, una para cada uno de mis sentidos". Una frase increíblemente hermosa que resume perfectamente tu sentir

    Paz hermano

    Isaac

    ResponderEliminar
  19. Despues de 10 años de relación con su pareja Eme a encontrado el placer y, creo, que tambien el amor. Nunca es tarde :)

    Bss.

    ResponderEliminar
  20. Hola, querido amigo!

    Como estás? Yo, de vacaciones, pero en setembro elas terminam.

    Ya tinha lido tu magnifico texto, pero, ahora o li, de nuevo. Existe siempre una ou outra palabra, um parágrafo, como solament tu sabes escrever, k me escapam.

    Desta vez Eme, uma mulher, que no conhecia ainda el amor, apesar de 10 anos de relacionamento.

    Foram momentos excelentes para los dois, decerto, sin nada pedir, ni exigir y aí es k reside o encanto de relacionamentos como este. Adoro tu escrita!

    Besos y dias felices.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola CEU amiga! Es grato verte por acá con tus interesantes comentarios. Lamento que haya textos que no comprendas, es por mi forma de expresarme como argentino y tal vez por algunos pasajes algo metafóricos. Pero creo que igual entendes bastante.
      Felices vacaciones para vos.

      Eliminar
    2. Soy Professora de Língua Portuguesa e tal vez no entenda bién tus textos y las metáforas, que neles utilizas, tal vez.

      Felices dias!

      Eliminar
    3. No te preocupes, seguramente entendes bastante.
      Saludos cordiales.

      Eliminar
  21. Estive escutando o vídeo y tu no eras o proibido, pero lo preferido.

    Dias de mucho amor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez haya sido así, nunca se sabe lo que realmente siente el otro.
      Deseo los mismos dias para vos.
      Y un beso.

      Eliminar
  22. Hoy me centro en esta frase, hermano lobo, "Y también disfruté eso, es hermoso sentirse amado" solo para agregar que no solo es hermoso, es la razón de vivir...

    Paz

    Isaac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre en sintonía tus comentarios. Realmente gracias.
      Abrazo, Isaac amigo bajo la luna.

      Eliminar
  23. Hola Navegante….

    Intuía que estaba retrasada contigo, y no solo en mi blog, en varias cosas, y sin duda no me equivocaba…
    Cada vez que te leo, sin duda me dejas pensando, en mi caso que tiendo a ser muy celosa de la privacidad de cada cual, me incitas a meditar sobre lo que escribes sobre tus experiencias, y es quizá porque en todas encuentro dentro su intimidad, algo de ti, que permanece solo, que nunca se entrega, como si vieras y sintieras a cada una de tus parejas desde una dimensión diferente a la que tú estás, es esa parte cósmica que nos hace sentirnos en paz con solo abrazarnos, que no necesita más para ser parte completa del otro….
    Gracias por tu riqueza de vida, y ofrecerla al mundo…
    Siempre un placer leerte…
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser Antonia, puede ser todo lo que decís. Podría agregar cosas para profundizar el tema, el tema mío, pero sería desnudarme demasiado. Yo me entiendo :)
      Pero tu comentario es extraordinario, gracias, besos.

      Eliminar
  24. Un placer leerte Navegante.

    Saluditos.

    ResponderEliminar
  25. Gracias por tu visita y comentário, amigo Navegante!

    Besos y bon fin de semana.

    ResponderEliminar
  26. Gracias por tu paso a mis letras amigo Navegante, aqui estoy para dejarte a la distancia mis saludos.

    ResponderEliminar
  27. "esa personalidad de mujer con cierta honesta simpleza"eso es más poderoso de lo que llegamos a imaginar...

    Paz hermano

    Isaac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al menos a mí la simpleza de una mujer me puede. Veo que compartimos también eso, me alegra.
      Abrazo.

      Eliminar
  28. Me gusta como escribes. Otra historia hermosa que compartes. Un saludo.

    ResponderEliminar
  29. Hola navegante, estoy a la espera de tus relatos ya que son encantadores muy bien escritos, no te tardes...
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amiga, no es fácil escribir cuando ya dije casi todo lo que tenía para decir.
      Abrazo para vos.

      Eliminar
  30. Un bonito relato, dicen que todo lo prohibido sabe mejor, tal ves sea así. Saludos un placer leerte siempre.

    ResponderEliminar
  31. Tus relatos son de los que empiezas a leer y no puedes parar hasta llegar al final, te atrapan.
    Un beso

    ResponderEliminar
  32. Un relato fascinante, me ha encantado. Saludos desde Cantabria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Germán, bienvenido al sitio.
      Saludos para vos desde Buenos Aires.

      Eliminar