Este sitio contiene una serie de relatos sin orden. No es de actualidad y por eso lo anterior es tan válido como lo último. En la columna de la derecha, en la sección "Para leer" están los enlaces a cada texto. Espero les gusten, gracias.

Todos los derechos reservados.
Obras protegidas por copyright.

e-mail
navegantedelalma@gmail.com

Hasta siempre...

No me crecieron alas en la espalda.
Hice todo lo posible pero no hubo caso,
por eso vuelo con la imaginación.
Y se me da por meterme en los rincones del viento,
para ver con ojos de cóndor
allí donde no se llega con los pies.
Y posar en la cumbre de los sueños a esperar el amanecer.
Y despertar. 
(Navegante, noviembre 2019)

Este blog llegó a su fin. Lo que tenía para contar ya lo he contado; las historias que le dan forma son reales, ese es el límite. Podía haber agregado alguna más, pero carecen de aquello que invite a lo literario.
Escribir aquí para mí fue como crear un libro de relatos, que no necesariamente exige comenzar por el principio. Cualquier entrada puede ser leída antes o después.
Cada tanto vendré a releer los motivadores comentarios que ustedes han dejado a lo largo de casi once años, pero no más que eso. He conocido gente maravillosa, quedo infinitamente agradecido por los gratos momentos que pasamos juntos.
El sitio no será borrado, aquí quedarán los principales escritos cuyos enlaces dejo a continuación para quien quiera leer, o releer. Y quien quiera dejar algún comentario más podrá hacerlo en las entradas principales.
Hasta siempre…

Sección "Amores furtivos":
Sección "Las mujeres que me habitan":
Sección "Signos"
Sección "Suburbios"
Sección "Quedó en el tintero"