Este sitio contiene una serie de relatos sin orden. No es de actualidad y por eso lo anterior es tan válido como lo último. En la columna de la derecha, en la sección "Para leer" están los enlaces a cada texto. Espero les gusten, gracias.

Todos los derechos reservados.
Obras protegidas por copyright.

facebook:
navegante del alma

e-mail
navegantedelalma@gmail.com

Ese lado salvaje

Afuera luna menguante. Aquí, junto a la ventana, me dispongo a escribir una carta manuscrita, costumbre a la antigua que mantengo con amigos lejanos. Tinta, papel y café humeante -si, ya sé, “vaporoso” sería el término correcto, pero aquel me da mejor sonoridad-. Percibo en esta endulzada taza de negro líquido la tinta justa para cargar mi mente de palabras amables y bien dispuestas para su viaje, en el que deberán atravesar montañas y mares desde aquí hasta otras manos en rincones lejanos.
Pero algo se cruza por mi mente y abandono momentáneamente la tarea para abrirle la puerta a sensaciones muy precisas que han llegado justo ahora. Y claro, tienen que ver con el recuerdo, sí, porque el olvido es una tonta manera de hacer de cuenta que algo no pasó.
Lo confieso: gusto de la mujer simple, común; la que solo acepta sexo con su pareja, la que tiene cosas por descubrir y las va descubriendo en su relación de amor. ¿Existe algo más intenso que provocar orgasmos en la mujer que se ama? Y más: ¿habrá algo tan hermoso para un hombre como provocar el primer orgasmo de una mujer?
En un momento de la vida amorosa de una mujer nace el ser salvaje que late dentro suyo. Y es ahí cuando aparece ella misma en todo su esplendor -no hablo de aquella mujer habitualmente fogosa o de aquella otra con vida sexual sin límites, no; hablo de la mujer que sólo se relaciona íntimamente con quien ama-.
Pero para que eso ocurra es necesario que esté con la persona justa. Para muchos hombres se trata de un momento cumbre, cuando ella descubre su fuego interior junto a él. Así surge ese otro lado del amor femenino, que se oculta tras los rostros cotidianos, que surge en la intimidad con la fuerza de un dragón. Y cuando se manifiesta se parece más a la locura que a cualquier otra cosa.
No siempre aparece ese despertar, claro, por inhibición o por no encontrar la persona que motive lo suficiente; pero cuando sucede suele alimentar intensamente el ego de un hombre. Considero que ese momento es de una belleza superior.
Otra aclaración: muchos hombres prefieren la mujer experimentada. Todo vale, todo está bien.
No nos equivocamos cuando decimos que la mujer es lo más hermoso que existe; pero cada una es un universo distinto, con sus ánimos cambiantes, con su romanticismo particular y su pasión de aspectos propios y únicos. La misma mujer que mira el ocaso con ojos extasiados, que huele una flor. La misma que con ternura cocina para sus seres queridos, que baila descalza sobre la arena. La misma que proyecta sueños, que se emociona con un simple acto de afecto, que acaricia a un niño... es la misma que al límite de su éxtasis llega a exclamar: "haceme lo que quieras...".
Tuve el privilegio de ser el receptor de exclamaciones de esa naturaleza, con tres de las protagonistas de estos relatos. Puede que esa actitud haya sido favorecida por el hecho de que deseaban intensamente tener la experiencia de un primer orgasmo y, posteriormente, comenzar a vivir con intensidad lo sexual (bajo similar circunstancia otras mujeres, que también delinearon mi historia, mantuvieron siempre su cortedad; no hago diferencias entre unas y otras, todas han sido maravillosas para mí). Ellas pasaron de la vergüenza al ardor intenso, gritando en mi cara palabras de muy alta gama erótica, convirtiéndose en lobas capaces de todo, de liberarse al extremo entre cuatro paredes. Es el instinto que se abre cuando se sienten contenidas, comprendidas, amadas. Y aquí haré mención más detallada sobre ese lado, salvaje e inexplicable - que por suerte existe-.
No me sumo a los hombres que se molestan por no entender a las mujeres; porque aquello que es inexplicable en ellas es al mismo tiempo maravilloso. Hay que disfrutarlo así, son picos de belleza. Confieso que me he sentido tentado por dar ejemplos concretos, pero aún cuando las protagonistas de estas historias están protegidas por el anonimato ya que sus datos están modificados, contar ciertos detalles de erotismo extremo es exponerlos a la luz para que pierdan color, es preferible que queden en la oscuridad de su arcón secreto. Sólo ofreceré fragmentos de un escrito que alguna vez me ofrecieron, cuyo texto completo es una furiosa y cautivante prosa poética: "... quiero hacer lo que sea para satisfacerte, que me desees de forma animal... darte mis instintos y que crezcas, que todo esto te genere poder para dominarme. Que te quede bien en claro que soy tu p..."
Destaco la maravilla de estos impulsos cuando provienen de un intenso amor, no ocurre de manera valiosa cuando sólo es sexual (al menos para mí, que nadie crea que todos los hombres sentimos lo mismo). Soy redundante: no espero mujeres habitualmente sexuadas, no; hago referencia a un tema puntual, a ese momento único en el que una mujer descubre su yo salvaje junto a quien está a su lado, sin necesariamente haberlo hecho con parejas anteriores. Valoro lo que me dieron ellas, buenas mujeres, excelentes personas.
Hay un punto cumbre al momento del recuerdo. Luego se va disolviendo, como la noche en el día. Observo la oscuridad intensa y a lo lejos la fina línea de un mañana. ¿Y si resulta que las estrellas nacieron una a una con cada gemido de mujer a lo largo de los milenios? Deliro pero me gusta la idea. Y si se me antoja, me lo creo.
Mi pocillo de café ya está vacío. Me dispongo a continuar con la carta a medio empezar mientras dejo por ahora guardado este escrito que, a pesar de desnudarme mentalmente, tal vez publique algún día.

Y ya que de estrellas se trata, destaco que existe una
bellísima canción, dedicada a una constelación:
Casiopea, por Silvio Rodríguez

50 comentarios:

  1. Qué delicada forma de expresar una historia vivida tan intensa. Bellísima la manera que te refieres a esa entrega íntima, que de verdad te digo siempre es única y trasendental.
    Un abrazo amigo querido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gracielamar por tus comentarios siempre interesantes.
      Saludos desde nuestra noche.

      Eliminar
  2. Bueno te vas a reír quizás con esto que comenzaré diciendo :me caes súper bien ,es que ver a Silvio en algunos de tus escritos me transporta a mis tiempos de universitaria en mi cuba ...por otro lado decirte que me encanta esta reflexión tuya porque expresa en detalle muchas de nuestras características y particularidades ,todas somos únicas y especiales ,un abrazo grandísimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es odalys, únicas y especiales.
      Me alegra compartir con vos el gusto por Silvio, creador único también.
      Gracias por tus palabras y tu abrazo.

      Eliminar
  3. Maravillosos tus recuerdos...y si creo que existe ese lado salvaje en todas las mujeres, en muchas esta dormido.....no todos los hombres son capaces de hacer brotar ese instinto salvaje.....Saludos amigo navegante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias siempre Sandra amiga, por tu comentario y por la empatía con el concepto.
      Saludos para vos.

      Eliminar
  4. Me alegro mucho de volver a leer tus reflexiones y vivencias , en particular creo que das de ti mucho , con tus relatos del amor . Lo haces con toda la naturalidad y sobre todo con el respeto que ellas te dan , eso es muy importante .Estoy muy de acuerdo contigo el hombre que es capaz de sacar ese lado salvaje de la mujer es un disfrute par ambos , ella por sentirse libre y ser ella misma en plena esencia y él por verla disfrutar y saber que fue quien puso en movimiento ese motor que da vida a la relación.
    Un buen día te deseo y recibe un abrazo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué buen comentario Campirela! En absoluta sintonía con lo que escribí.
      Es un gran gusto tenerte como lectora.
      Abrazo grande para vos.

      Eliminar
  5. Que tremendo escrito, cuanta experiencia en esos recuerdos, la canción es muy bella. Un gran saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gladys amiga, gracias una vez más por tu visita y tus elogios.
      Saludos también.

      Eliminar
  6. Este texto en concreto,me ha encantado. Creo que reflejas exactamente ese instante al que le dedicas este espacio. El preciso momento en que alguien nos abre las compuertas y deja salir a la loba, a la mujer salvaje,a la que se rige solo por su instinto,por su deseo.
    Lo has hecho de una forma tan respetuosa y sensual que deja ver que sabés bien de lo que hablás.
    Que preciosidad.
    Es para dar las gracias de que existan hombres que puedan escribir con tanta elegancia algo que nos enaltece y que lamentablemente en muchos casos, las mujeres se empeñan en ocultar,no sé por qué prejuicios.
    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Palabras llenas de sabiduría vital las tuyas, lunaroja.
      Debería agradecer -y lo hago- tus finos elogios. Pero ocurre que tu visión sobre el tema es tan clara que hace que mi texto tenga su espejo en quien, como vos, lo lea.
      Gracias, muchas.

      Eliminar
  7. Hola, querido amigo!

    Junto a la ventana ou no, tu sabes siempre impressionar las mujeres k te amaram (Y tu, amaste alguma(s)?) y aquelas k nem sequer te conhecem, apenas leem tus escritos.
    Escreves muy bién, gramaticalmente, y tematicamente consegues prender a ti o leitor(a). Es un hombre muy inteligente, tengo k dizerte.

    Haces considerações tão maravilhosas sobre la mujer, essa maravilha que existe para te encantar e te "servir", tu p... como escreveu a k referes en tu texto.

    Inocentes ou experientes, isso no importa, embora existam grandes diferenças entre umas y outras, pero o mas importante es ser mujer, essa "cosa" bela e selvagem, k tu adoras.

    Os chicos de ahora no pensam como tu (es natural, o mundo está mudando/cambiando a cada ano, minuto, sei lá) y para eles o primero orgasmo de una mujer no tiene importância nenhuma. Consegues entender essa mentalidade?

    Estive escutando a canção de Silvio Rodrigues, mas conhecido por el aprendiz, nascido en Cuba y k tem, ahora, 72 anos. Busquei a letra da canção no Google para entender mejor la cancion, que es linda.
    Cuando ya no se vive, se sobrevive.

    Besitos y dias de belas recordações.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CEU, me han hecho muchas veces esa pregunta, pero ¿alguien puede creer que no las amé al ver que les he dedicado mis textos y mis publicaciones?. Además lo he dicho durante los relatos.
      Hay un cambio de mentalidad, casi que lo sexual no tiene valor desde lo afectivo, es una pena. Pero a mi no me importa, yo sé como siento lo que siento y con eso me alcanza.
      La letra de Silvio Rodriguez es un poco enigmática, sólo sé que Casiopea es una constelación.
      Gracias, infinitas gracias por leer.

      Eliminar
  8. Qué bonito, humeante de dulzura.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy simpático tu comentario, en sintonía con algun pasaje de mi texto.
      Gracias amiga, que sigas bien.

      Eliminar
  9. Hola Navegante. ¿Qué decirte? Me parece muy, muy hermoso lo que cuentas. Ese anonimato de las mujeres a las que has amado y que te han amado, es hermoso, pues solo es vuestro el momento. Sin embargo, al compartir esos fragmentos de hermosura y sensaciones, solo decirte que lo haces con una elegancia y un respeto magníficos. El abrirse a un amor, el desear hasta el infinito y explotar en un millón de estrellas, es algo sublime que puede crear toda la magia del mundo. Afortunados quienes lo viven, pero sobre todo, afortunados lo que realmente así lo sienten.
    Un millón de besos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El respeto hacia ellas es la primera premisa que me impuse al decidir hacer públicos mis relatos. Gracias por observarlo.
      Y claro, me siento afortunado por sentirlo y haberlo vivido, pero sobre todo agradecido, no a la vida ni a algún dios... sino a ellas, concreta y puntualmente, porque fueron ellas las que me dieron lo que me dieron, sin que nada las haya obligado.
      Un abrazo querida Margarita.

      Eliminar
  10. El olvido, mi querido argentino, es sencillamente una imposibilidad, un engaño que nos quieren colar en la cocina o en el sofá mientras estamos ocupados en cocinar o en hacer zaping. Lo que parece olvidado no es más que, en verdad, una incorporación. Una vez leí que "somos lo que en apariencia hemos olvidado". Y así lo creo. Cuando el recuerdo de algo se mimetiza con la piel, la mirada y olor propios parece que hemos olvidado; pero no es así, el momento está ahí: en la piel, en la mirada, en el olor.

    Fuera del mundo conocido, sí, queda la mujer y su capacidad salvaje para amar. La dedicatoria de mi libro publicado es para mi Lola y dice así: "A Lola, a su inteligencia salvaje, a su mirada egipcia".

    Un fuerte, enorme abrazo hacia ultramar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querido español, como siempre me dejas, en cada comentario, un toque de sabiduría y cultura filosófica. Esa mención a que somos lo que en apariencia hemos olvidado es magnífica.
      ¡Qué grande Juanma! Qué gran lector sos. Y generoso siempre.
      Los abrazos van y vienen, allí va el mío.

      Eliminar
  11. Mi torpeza informática ha publicado mi comentario como "desconocido". Pero soy Juanma, un viejo conocido que de desconocido espero no tener nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Juanma, todos tenemos torpezas, pero tu estilo de comentarios es único, sos tan conocido por mí que da igual si lo aclarás o no.
      Otro abrazo.

      Eliminar
  12. Es justo que estés agradecido, cada mujer te dio su cuerpo y su alma, ha sido una oportunidad para aprender, para superarte, para ser...Tus letras son, deben ser algo más que un relato de una vivencia o experiencia. En tus letras se esconde la vida mirándote de frente y esperándote, Navegante...La piel muere, pero el espíritu, tu espíritu está ahí latente y sabio y el de todas las mujeres que te habitan...
    Mi abrazo y mi ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo puedo estar agradecido por tener lectores tan generosos y observadores como vos, Ma Jesús.
      Y me hiciste notar algo, una frase estupenda que podría ser también el subtítulo de mi blog, y tal vez llegue a serlo: "Las mujeres que me habitan".
      Gracias por tu ánimo.
      Y también va mi abrazo.

      Eliminar
  13. ¿Y si resulta que las estrellas nacieron una a una con cada gemido de mujer a lo largo de los milenios?
    También me gusta esta idea,imaginar un universo invadido de estrellas con un fulgor tan intenso como el que provocaron los gemidos.

    Encontrar el lado salvaje en la mujer no es un trabajo facil me imagino.
    Se debe ser muy hombre para olvidarse por un momento de el y provocar que la mujer conozca el mapa de su cuerpo sin vergüenza.
    e gusto el relato y la manera respetuosa en que lo narras.
    Saludos con admiración.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maravilloso tu análisis, azulgenia.
      Me alegra que se haya notado el respeto con que lo narré, porque para mí eso está en primer lugar. Tuve que retocarlo mucho para que así resulte. Gracias por notarlo.
      Saludos con afecto.

      Eliminar
  14. ...Hueso a hueso, cabello a cabello, la Mujer Salvaje regresa. A través de los sueños nocturnos y de los acontecimientos medio comprendidos y medio recordados. La Mujer Salvaje regresa. Y lo hace a través de los cuentos.

    Clarisa Pinkola Estes.


    Tu bello relato me condujo otra vez hacia el libro.
    Una belleza!
    Un abrazo querido amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada cosa que escribimos conduce a los demás hacia algún lado, y está bien que así sea.
      Conozco ese libro, he leído algunas partes pero creo que ahí se apunta a algo más profundo todavía, porque está escrito por una mujer. Lo mío pasa por lo que he visto en alguna de ellas, sin ahondar tanto en su instinto, que dicho sea de paso, me gustaría conocer mejor aún.
      Gracias por leer.

      Eliminar
  15. Eres un poeta escribiendo sobre las mujeres y el amor, porque sólo por amor se puede llegar a ese momento culmine del placer y el erotismo. No todas las mujeres lo logran, pero como tú dices el tema esta en encontrar la pareja justa. Saludos Navegante.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María Rosa, siempre muy buena con tus comentarios sobre mis textos.
      Saludos cordiales.

      Eliminar
  16. Un hermoso relato del que desbordan las sensaciones vividas, como el instante en que un hombre y una mujer son fuego y pasión; particularmente llevar a una mujer a sacar su lado salvaje es una obra sublime.
    Hermoso leerte y sentir a través de tus palabras la sensibilidad para hablar de la mujer; tus historias dicen tanto del amor, del deseo y del placer que nos hace volar...
    Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que comenzó siendo una necesidad en mí, al homenajear de alguna manera a aquellas con las que compartí el amor, terminó siendo un placer como consecuencia de comentarios como el tuyo.
      Que mis relatos hagan volar... es más que halagador.
      Gracias Hanna.

      Eliminar
  17. ¿Y si resulta que las estrellas nacieron una a una con cada gemido de mujer a lo largo de los milenios?

    Y si resulta, hermano lobo, que las galaxias y los cosmos, son creaciones de nuestro primario amor?

    Y si resulta, que realmente somos estrellas disfrazados de humanos?

    Paz

    Isaac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo eso es posible, amigo Isaac, cuando se lo plantean artistas creativos como vos.
      Abrazo grande.

      Eliminar
  18. Hola Navegante, te leo con mucha atención, me doy cuenta de que tus experiencias fueron excelentes, tomaste de todos los licores y debo admitir, que eso te llena de ese sentimiento tan generalizado en los hombres cuando sienten que llegaron a la meta, Ojo lo digo con respeto porque se que el amor te regalo letras que guardas escondidas en tu corazón de Hombre, Muy bello, gracias.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé de tu respeto maría del rosario, se agradece la delicadeza de expresarlo. He tenido la suerte de probar varios licores, unos cuantos, no todos, claro.
      Y mis letras, sin dudas, salen de esos amores que tuve, sobre otras cosas no sé escribir.
      Abrazo para vos.

      Eliminar
  19. Gracias, mi querido amigo, por tu visita y tão maravilhoso comentário. Tu entendes de amor, yo lo sé.

    Besitos e bon final de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por favor querida amiga, es un placer leer tus versos en esa lengua tan grata para mí, el portugués.
      Un abrazo, que sigas bien.

      Eliminar
  20. Muy bonito.

    Que tengas un feliz día de domingo

    ResponderEliminar
  21. Gracias por navegar por mis letras amigo Navegante. Saludos desde México.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Visitar a los amigos es un muy grato.
      Saludos a vos Sandra, desde el sur.

      Eliminar
  22. Fantásticas palabras, me han atrapado, me quedo aquí para seguir leyéndote. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Melissa, muy linda tu visita.
      Quedate todo lo que gustes.
      Abrazo para vos.

      Eliminar
  23. Hola Navegante

    Me das mucho a reflexionar en tu texto hoy, sin quitar un ápice al lado salvaje que todos llevamos dentro, pensando también la importancia que tiene desinhibirse para poder disfrutar la sexualidad que sin duda necesitamos sentir, expresar, pues es la sexualidad la que al fin y al cabo define nuestro ser en todo, renunciar ella, es como renunciar a lo que somos, no obstante me has hecho pensar, en sexo y amor, pueden ir unidos, o no. El sexo es bello, hermoso disfrutarlo sin implicación emocional alguna, imagino, jajajajaja, mi experiencia siempre ha ido por otros derroteros, lo que no significa que me incapacite para saber que eso es así. Por eso rescato una frase de una novela, creo que de García Marques, decía más o menos así…
    “He vivido mil experiencias, con mis muchas amantes, y soy feliz de haber esperado virgen en el amor para ti”…
    Como siempre tu prosa es un lujo, gracias por compartir…

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonia, claro que una cosa es el sexo con amor y otra sin amor. En este caso me ocupé de lo único que yo conozco: amor y sexo juntos. Por otra parte es lo único que me interesa del sexo, cuando se completa con lo otro.
      Se puede decir de mil maneras y García Marquez lo dijo de una de esas maneras, puede ser ya que él lo siente así. Todo es válido en estos temas.
      Gracias por pasar.
      Más besos.

      Eliminar
  24. Querido Navegante, como no pude comentar en la última entrada lo hago acá creo que todos los cambios son buenos. Abrazos que tengas una linda semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Gladys, la otra entrada es ocasional y por eso anulé la opción para comentarios, luego será borrada.
      Gracias por comentar, que tengas lindos días.
      Abrazo.

      Eliminar
  25. LAS MUJERES QUE NOS HABITAN, hermano Lobo, aquella que han hecho nido en nosotros o en quienes nosotros hemos sembrado la simiente de la vida...

    Tremendo subtítulo, si señor

    Paz

    Isaac

    ResponderEliminar